La poesía, la más grande pasión de Mutis

Colombiano de nacimiento, mexicano por convicción, el escritor Álvaro Mutis, fue un autor polifacético que incursionó en el género de la novela y demostró su más grande pasión en la poesía.

Nacido en Bogotá, Colombia, el 25 de agosto de 1923, Mutis Jaramillo se estableció en México en 1956 y destacó por la riqueza verbal que proyectó en su vasta producción literaria, que resaltó por la forma de expresar la lírica.

Concibió la poesía como una vía de conocimiento para el acceso a lo desconocido, a nuevos mundos donde se presentaba la dualidad amor-muerte.

Sus inicios como literato datan de 1960, cuando en la cárcel escribió la prosa "Diario de Lecumberri, más tarde, en 1978, incursionó en la novela; sin embargo, es hasta 1986 con la obra "La nieve del Almirante", cuando empieza a reconocerse su trabajo.

Aunque su labor en la industria cinematográfica no es conocido, Mutis estuvo ligado a este sector como agente de varias productoras en Latinoamérica.

En ese sentido, su voz fue escuchada en la pantalla chica en la serie Los Intocables y trabajó en numerosas traducciones de libretos para doblaje, además sus novelas "La mansión de Araucaima" e "Ilona llega con la lluvia", fueron adaptadas para el cine.

Su trayectoria literaria abarcó los escritos "Un bel morir", "Amirbar", "Abdul Bashur, soñador de navíos", "La Balanza", "Los elementos del desastre", "La verdadera historia del flautista de Hammelin", "De lecturas y algo del mundo", entre otras que fueron publicadas por diversas editoriales reconocidas.

Por sus logros como escritor, ensayista, novelista y poeta, Álvaro Mutis recibió diferentes reconocimientos como el Premio Nacional de Letras de Colombia, 1974; Premio Xavier Villaurrutia México, 1988, Gran Cruz de la Orden de Boyacá de Colombia, 1993, y el Premio Cervantes de España, 2001, por citar algunos.

Álvaro Mutis falleció este domingo a los 90 años de edad en el Instituto Nacional de Cardiología por un problema cardiorrespiratorio, según informó su esposa Carmen Miracle.