Insiste Obama en un cambio de EUA en materia de control de armas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó hoy una vez más a un cambio de actitud del país en materia de control de armas, ante los frecuentes episodios armados trágicos, con saldos elevados de muertos.

"Ante recientes casos de ataques masivos con armas de fuego, las personas deben luchar por una renuncia progresiva a la idea de que esto de alguna manera es la nueva normalidad", puntualizó Obama.

El mandatario habló durante un servicio conmemorativo en el Depósito de la Armada de Washington DC, donde se rindió un homenaje póstumo a 12 personas fallecidas en un reciente tiroteo.

"He hablado en cinco comunidades estadounidenses destrozadas por la violencia masiva. Una vez más, nuestros corazones están rotos y una vez más, nos preguntamos ¿por qué?", planteó.

Dijo que el ataque armado de la semana pasada en el depósito naval de Washington sigue a "otras tragedias recientes", y debe dar lugar a cambios en las leyes de armas de la nación.

"Vamos a tener que cambiar", aseveró Obama durante un servicio conmemorativo en Washington, DC.

Obama, quien ha propuesto cambios en la posesión de armas y las leyes en los caso de enfermos mentales, señaló que incidentes armados en otros países como Australia y el Reino Unido han llevado a cambios legales.

"Lo que es diferente en Estados Unidos es que es fácil poner en las manos de cualquiera un arma de fuego", declaró Obama ante cientos de asistentes, entre ellos militares y miembros del congreso.

Obama hizo pronunciamientos similares en Fort Hood, Texas; una escuela primaria en Newtown, Connecticut; una sala de cine en Aurora, Colorado y en un evento en Tucson, Arizona, donde fue herida la representante Gabrielle Giffords, entre otras personas.

Justo antes de su discurso, Obama se reunió en privado con deudos de víctimas durante el ataque y a quienes durante en el servicio, les dijo "no podemos empezar a comprender su pérdida".

Obama propuso una serie de leyes de control de armas tras el tiroteo en Newtown, incluyendo la verificación de antecedentes de compradores, pero éstas se han estancado en el Congreso.

Algunos republicanos y demócratas consideraron el control de armas como un plan ineficaz y una violación de los derechos de la Segunda Enmienda a la propiedad de armas, que rige en Estados Unidos.

Los miembros del Partido Republicano dijeron que debe ponerse énfasis en la prevención en los casos de los enfermos mentales que obtienen armas.

Wayne LaPierre, vicepresidente de la Asociación Nacional del Rifle, también citó la falta de seguridad como otro motivo del tiroteo del lunes en las instalaciones navales de Washington, a poca distancia del Capitolio y la Casa Blanca.

Durante el evento ante unos cuatro mil asistentes, Obama señaló que ordenó una revisión de seguridad en las instalaciones militares, pero insistió en que el país debe buscar un cambio en el andamiaje legal sobre armas en el país.

En el evento también pronunció un discurso el alcalde de Washington, Vincent Gray, quien hizo eco de las palabras Obama al decir que "nuestro país se está ahogando en un mar de armas" y enfatizó que es "un hecho de la vida que tenemos que dejar de aceptar".