Pide diócesis de Querétaro ayudar a damnificados

El obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, pidió a todos los fieles solidarizarse con los miles de damnificados que dejaron las lluvias en el país, y declaró este domingo día de colecta especial.

En una circular diocesana, Armendáriz Jiménez informó de un día de oración en la Diócesis para quienes enfrentan situaciones graves por las lluvias, así como brindar un aporte económico en todas las comunidades.

Urgió a ser solidarios y acercarse con quienes sufren los desastres naturales, así como llevar ayuda por los daños materiales en varias poblaciones del país.

Pidió también a todos los sacerdotes animar a los fieles a orar por quienes enfrentan esas condiciones de desastre, así como realizar hoy una colecta.

"La Conferencia del Episcopado Mexicano nos ha indicado que la mejor forma de ayudar es a través del aporte económico, que facilita los apoyos y reactiva la economía local", explicó.

La colecta se entregará a la Economía Diocesana, que en coordinación con la Pastoral Social se encargarán de asegurar la entrega puntual de los recursos recaudados.

"Si alguna persona de buena voluntad desea aportar en especie, dirigirse a su Parroquia o a la oficina de Cáritas Diocesana", añadió.

Subrayó que este es un año de la Pastoral Social, en el que se debe demostrar la fe con las obras a favor de quienes viven las consecuencias de los desastres naturales.

En tanto, ayer la delegación de la Cruz Roja en el estado envió la ayuda colectada durante la semana, para repartirse en el estado de Guerrero y la presidencia municipal de Querétaro entregó dos mil despensas.