Expondrá Obama ante ONU política de su gobierno hacia Medio Oriente

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expondrá el martes próximo en Nueva York la política de su administración hacia el Medio Oriente, cuando participe en la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU).

La atención que Obama dará a la región se reflejará en casi toda su agenda, incluyendo las reuniones bilaterales que celebrará durante su estancia de menos de 48 horas en la sede de la ONU, que estará dominada por los eventos en Siria, el proceso de paz israelí e Irán.

"Dada la complejidad y los alcances de los retos que enfrentamos en la región, el presidente presentará una actualización de cómo Estados Unidos los está enfrentando, como vemos nuestros intereses, como vamos a promover y priorizar el avance de nuestras políticas", dijo el asesor de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes.

Durante su discurso Obama reforzará su llamado para que haya un mayor papel de la comunidad internacional en los esfuerzos para combatir la proliferación de armas químicas en Siria, explicó el funcionario.

Rhodes dijo que eso será posible mediante una resolución apoyada por su gobierno "que haga valer las consecuencias que deberá enfrentar el régimen de (el presidente Bashar) al-Assad si fracasan en cooperar en ese esfuerzo".

La resolución está siendo discutida luego que Siria aceptó un plan presentado por Rusia para que destruya su arsenal químico y evite así una operación militar de Estados Unidos en respuesta el ataque contra civiles donde el gobierno de Obama asegura murieron más de mil 400 personas.

Obama se referirá también al nuevo empuje de su gobierno para reactivar las conversaciones de paz entre Israel y palestinos, así como la confrontación con Irán por su programa nuclear.

El mandatario se referirá igualmente a la transición que está teniendo lugar en Egipto, Libia, Yemen y el compromiso de su gobierno en apoyar los procesos democráticos en la región, de acuerdo con Rhodes.

Aunque Irán ocupará también parte importante de su discurso, la Casa Blanca ha descartado hasta ahora que la retórica de las ultimas semanas pueda generar un contacto más cercano en las negociaciones que celebran a nivel multilateral.

Obama insistirá en las obligaciones internacionales que debe cumplir Irán en este contexto, pero Rhodes dijo que el mandatario reafirmará igualmente su disposición para encontrar una solución negociada a esa crisis.

Empero esta disposición no se traducirá en un acercamiento personal en el marco de la asamblea entre Obama y el nuevo presidente iraní Hasan Ruhaní, quien ha ofrecido una política de no confrontación con Washington para resolver el tema nuclear.

"No existe una reunión prevista con el presidente Ruhaní, pero nosotros estamos abiertos a la diplomacia, si creemos que podemos avanzar nuestros objetivos", explicó Rhodes.

Está previsto que Obama celebre encuentros por separado con los mandatarios de Kenia, Goodluck Jonathan, y de Líbano, Michel Suleiman, así como con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.