CDHDF llama a impulsar una cultura de paz

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) consideró que la materialización de la paz se logrará mediante el compromiso de la comunidad internacional para erradicar la pobreza y hacer real el respeto pleno de los derechos humanos para todas las personas.

En ese sentido, el organismo defensor capitalino llamó a las autoridades locales, nacionales y a la sociedad para llevar a cabo actividades que promuevan el diálogo y la reflexión sobre las propuestas en torno a la justicia social y cultura de paz.

En el marco del Día Internacional de la Paz, la CDHDF sostuvo que es necesario que las instituciones de gobierno y la sociedad promuevan la dignidad humana, la libertad y la igualdad, mediante mecanismos que respeten, garanticen, protejan y promuevan el derecho a una vida digna y con una calidad de vida adecuada.

En un comunicado, indicó que un Estado democrático se vuelve un promotor de la paz en la medida en que todos los actores de la sociedad vean reducidas sus condiciones de marginación material, legal, social y política, al tener la apertura de una participación amplia y reconocida como sujetos de derecho.

De igual manera, el reconocimiento del sujeto de derecho, el respeto a su diversidad y la eliminación de toda forma de discriminación son estrategias que fortalecen la democratización de las instituciones, y a la vez edifican un camino viable para una cultura de paz.

Recordó que el Día Internacional de la Paz, reconocido en el 55 periodo de la Asamblea General de la ONU en 2000, motiva y exhorta a los Estados a la suspensión de hostilidades y la resolución de sus conflictos.

Por otro lado, la CDHDF destacó las acciones que se han implementado en materia de cultura de paz en la capital, así como el trabajo de organizaciones de la sociedad civil en la materia.

Ante ello, exhortó a que se continúe con esta labor para promover sociedades más equitativas basadas en una cultura de paz y de los derechos humanos, y fortalecer el trabajo conjunto entre instituciones, sociedad civil y los organismos defensores de los derechos de las personas.