Trae el Ollin Kan a esta ciudad el sonido mandengue de Cheick Tidiane

En el marco del Festival Internacional Ollin Kan que arranca hoy aquí, el maestro de la música africana Cheick Tidiane Seck se prepara para deleitar al público mexicano con los sonidos de la música mandengue, el próximo 5 de mayo en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris".

En esta ocasión, Tidiane se presentará con un grupo de destacados músicos y cantantes, quienes prometen ofrecer un concierto memorable en la capital del país.

Cheick Tidiane ofrecerá un programa en el que fusiona los sonidos del órgano Hammond y el piano, con instrumentos y música tradicionales de Mali, mediante rítmicas, tiempos jazzísticos y de funk.

Perteneciente a la casta de los "griot" (consejero, mediador o cuentero) y considerado uno de los más prolíficos y experimentados músicos mandikes, Seck presenta un retrato que describe la variada y compleja tradición musical del oeste africano.

De acuerdo con la Secretaría de Cultura capitalina, a este espectáculo se suma la participación de Kleztory, grupo canadiense intérprete de música klezmer, género musical étnico originado en la tradición creada y establecida desde sus orígenes por los judíos askenazíes de Europa del Este.

Cabe mencionar que este evento cuenta con el apoyo del Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Cultura, el Sistema de Teatros y la Delegación Coyoacán, así como del gobierno del estado de Morelos, por conducto de su Secretaría de Cultura.

Cheick Tidiane, destacan los promotores de la función, es uno de los músicos más importantes del África contemporánea, sus arreglos son muy conocidos por los éxitos que ha tenido con Oumou Sangaré, Salif Keita, Carlos Santana, Didi Bridge Water y Babani Koné, entre otros.

Su música está inserta en lo más representativo del África occidental combinando el jazz, el blues y la música mandengue. Cheick, considerado un exquisito de la música de Mali, es nativo de Segou; empezó su carrera musical cuando era maestro de artes plásticas en Bamako y se interesaba por la música de afroamericanos como Louis Armstrong, James Brown y Marvin Gaye.

Por eso en su juventud, cuando dirigió al grupo Afro Blues Band, hizo "remakes" de sus canciones, aunque también se sintió influenciado por el jazz-funk de Jimmy Smith.

A principios de los años 70, Seck tocó en Super Rail Band en el bar del Hotel de la Gare en Bamako, Mali, con Mory Kanté y Salif Keita.

En la segunda mitad de esa década, continuó tocando con Keita en el afamado Les Ambassadeurs, pero también en varios proyectos solistas de Keita (los discos "Soro", "Amen" y "Folon").

Los años 80 y 90 del siglo pasado fueron igualmente afortunados para Seck, como lo fue su colaboración con el pianista de jazz Hank Jones en su álbum "Sarala", de 1995 (ya como Cheick Tidiane Seck & The Mandinkas).

De enero a marzo de 2000, Seck fue invitado por la Universidad de California en Los Ángeles, para impartir la materia de "Meeting between the western African music and the jazz".

Acerca del Festival Ollin Kan, Seck siempre viene gustoso por considerarlo "una fiesta multicultural" y un espacio para detonar las culturas en resistencia. Asimismo, considera que foros como éste son apropiados para difundir expresiones artísticas de otras naciones donde hay diversidad cultural.

Previo al concierto que ofrecerá el 5 de mayo en el Teatro de la Ciudad , Cheick Tidiane Seck, se presentará el 2 de mayo en el Jardín Hidalgo de la Delegación Coyoacán; y el viernes 3, en la Hacienda La Luna, en Tetecala, Morelos.