México debe ratificar Convenio 138 de la OIT: senadora

El gobierno federal debe ratificar el Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para establecer la edad mínima de 15 años para ingresar a laborar, pues "son alarmantes" las cifras de la población infantil que trabaja, señaló la senadora Martha Elena García Gómez.

Esa situación, dijo, que refleja la violación a los derechos de la infancia, porque las niñas, los niños y adolescentes que realizan trabajos son privados de su derecho a la educación, al esparcimiento y a la salud, por mencionar algunos.

Refirió que en el país se calcula que hay tres millones 14 mil 800 personas de cinco a 17 años de edad que laboran, de las cuales 33 por ciento son niñas y 67 por ciento niños, esto es uno de cada ocho niños.

La presidenta de la Comisión Especial de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia del Senado recordó que la erradicación del trabajo infantil es uno de los objetivos del milenio y en ese esfuerzo se debe continuar hasta conseguir ese fin.

Para ello, dijo, se debe incluir en la agenda nacional el tema de la infancia y que en algún momento se establezca la eliminación total del trabajo infantil.

Asimismo, citó el Convenio 138 de la OIT que debe ser ratificado por el gobierno de México, donde se establece que la edad mínima para acceder al empleo no deberá ser inferior a la edad en la que cesa la educación obligatoria, y en todo caso, a los 15 años con el fin de no obstaculizar su derecho a la educación.

Mientras que las legislaciones nacionales podrán permitir el empleo en personas de 13 a 15 años (o de 12 a 14 en países en vías de desarrollo) en trabajos ligeros. Es decir, en actividades que no perjudican la salud o el desarrollo ni limiten la asistencia a la escuela.

La panista comentó que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) define el trabajo infantil como cualquiera que supere una cantidad mínima de horas, dependiendo de la edad del niño o niña y de la naturaleza del trabajo.

Por lo tanto, agregó, si ese tipo de trabajo se considera perjudicial para la infancia "debería eliminarse".