Concluye Merkel campaña electoral con llamado en favor del euro

La canciller federal de Alemania y presidenta del partido Unión Demócrata Cristiana (CDU), Ángela Merkel, concluyó hoy su campaña electoral en Stralsund, con un llamado en favor del euro.

Merkel puso énfasis en que la estabilización de la divisa única no sólo es buena para Europa, sino que está en el interés más elemental de Alemania.

"Garantiza nuestra prosperidad y asegura nuestros puestos de trabajo", dijo en esa ciudad nororiental de Mecklenburg Vorpommern.

"A Alemania sólo le puede ir mejor a largo plazo, si a Europa le va bien", dijo.

Merkel marcó de esa manera distancia con el partido de nueva creación Alternativa para Alemania (AfD) que demanda la abolición del euro. Ese partido ha ganado con rapidez apoyo entre los electores.

De acuerdo a las encuestas, AfD, está en la línea divisoria entre conseguir el 5 por ciento indispensable de los votos o quedar debajo de esa marcación. Sin embargo, los votos que capte pueden ser votos que pierde la CDU de Merkel.

Si logra el 5.0 por ciento significa que el partido contará con fracción legislativa en el Bundestag, con lo que es sujeto de posibles coaliciones.

Con sus declaraciones de cierre de campaña, Merkel prácticamente descartó una posible coalición con AfD en caso de que éste logre pasar al parlamento.

Sin embargo, de la misma manera como ha actuado respecto a su principal opositor, el Partido Socialdemócrata (SPD), no mencionó a ese partido al pedir apoyo para el euro.

El SPD, el mayor rival de la gobernante CDU, se posicionó hoy de nuevo en contra de la canciller federal y su partido. El candidato del SPD, Peer Steinbrück, declaró que solo faltaban algunas horas para que los electores alemanes quiten a Merkel del poder.

Steinbrück y el SPD califican el gobierno de Merkel de seguir la política de que nada cambie en Alemania, de no hacer nada.

El pequeño Partido Liberal (FDP), que gobierna en la coalición en el poder que encabeza la CDU, llevó a cabo su final de campaña en Düsseldorf con su presidente, Philipp Rösler, y con el Ministro alemán de Asuntos Exteriores, el político liberal Guido Westrwelle.

Ese partido ha sido un socio muy incómodo en la coalición de gobierno porque pelea con mucha frecuencia con Merkel y su partido. El FDP quiere mostrar a los electores de esa manera que tiene una identidad propia a pesar de ser pequeño.

Sin embargo, esa actuación mas bien le ha perjudicado ante los electores porque da la imagen de un partido pleitero, indisciplinado y caótico.

El FDP está pidiendo a los votantes en favor de Merkel y su partido que le entreguen el así llamado segundo voto durante la jornada electoral de mañana.

La bandera del FPD es prometer menos impuestos para los alemanes, así como también la reducción de la deuda acumulada del país, que es muy elevada.