Opinan que hace falta en México más estrategia para actos de gobierno

El analista político Javier Morlet Macho aseveró que en la clase política mexicana no existe la cultura de la estrategia para evitar conflictos cuando se toman decisiones, pero aún así en algunos casos los asuntos de coyuntura son bien utilizados para desactivar a los grupos de presión.

En entrevista luego de presentar su libro "Estrategia y conflicto político" , el también académico guerrerense explicó que un ejemplo de esto es lo que está sucediendo en el conflicto de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ante los daños provocados por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel.

"El desastre ha sido bien aprovechado por el Ejecutivo con acciones oportunas, bien manejadas mediáticamente lo cual fortalece su imagen y le da poder ante movilizaciones como las de la CNTE", expresó.

Planteó que "esa capacidad de fortalecer su imagen ante la catástrofe y el poder debilitado del magisterio le da una mejor posición para negociar y avanzar en la solución a ese conflicto que pudo evitarse su hubiera existido una estrategia previa a la reforma educativa".

Javier Morlet estimó que se avecina otro conflicto con la reforma energética, y confío en que la presencia del perredista Cuauhtémoc Cárdenas en las expresiones de rechazo a puntos específicos a la propuesta del Ejecutivo, sea precisamente parte de una estrategia para anular posturas radicales.

"Que haya coincidencias en algunos puntos entre el ingeniero Cárdenas y el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador puede ser positivo y parte de una estrategia porque todos saben que con Cárdenas sí se puede dialogar y se haría a un lado a López Obrador que todos saben tiene posturas radicales", mencionó.

Expuso que la lucha de los grupos de presión es, en la mayoría de las veces, por el reparto de los bienes públicos, con lo que resultan beneficiados únicamente los líderes de los movimientos.