La paz se construye con acuerdos y mediante el diálogo: CEDH

La paz se puede construir en la medida en que haya relaciones sociales que permitan que haya tolerancia, respeto, reconocimiento de la diversidad, que se resuelvan los conflictos sociales, mediante el diálogo y los acuerdos.

La presidenta de la Comisión de Equidad de Género del Consejo Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), Marina Patricia Jiménez Ramírez, agregó que en Chiapas hay una diversidad de situaciones de conflictos sociales, algunos agrarios, religiosos, por la diversidad sexual y por la falta de reconocimiento de derechos.

En el Día Internacional de la Paz, indicó que uno de los ejes democráticos tiene que ser la paz, para ello, es necesario partir del reconocimiento de los derechos humanos fundamentales.

No se construye, señaló en entrevista, con una declaratoria, es un proceso que requiere analizar la problemática y entrar en una interlocución con los diversos sectores sociales.

Consideró que las diferencias deben resolverse con una serie de acuerdos que permitan una convivencia lo más respetuosa; la paz hay que construirla, en el país y el estado existe una diversidad de manifestaciones sociales donde la paz sigue siendo un reto.

Los diferentes actores de la sociedad tenemos la corresponsabilidad de abonar a eso, la paz no quiere decir que sea la ausencia de conflictos, tiene que ver con las condiciones que garanticen el ejercicio pleno de los derechos humanos, expuso.

Cuando hay esta garantía se pueden generar condiciones para satisfacer de manera plena la vida de las personas, "en México tenemos una diversidad de problemas que se tienen que atender a través del diálogo y los espacios de concertación", dijo.

Jiménez Ramírez refirió que uno de los conflictos que está en proceso de solución y que no ha sido tan sencillo es el tema de los desplazados en el país y en especial en Chiapas.

Acá, refirió, "existe en caso de los indígenas de Venustiano Carranza, de Chigtón, municipio de Ixtapa y Lázaro Cárdenas, municipio de Palenque, la intolerancia religiosa en San Cristóbal de las Casas", entre otros.

Cuando las comunidades denuncian una serie de problemas sociales es fundamental atenderlos, "cuando dejamos que escalen a un nivel mayor es muy complicada su resolución, es fundamental la atención de los gobiernos en sus tres niveles para que no escalen", enfatizó.

"Me parece complejo el contexto del país en donde tenemos tres reformas, en un mismo contexto y en un mismo tiempo, la sociedad tenemos mucho que aportar", manifestó.

Por lo tanto, expuso, no se puede votar leyes sin consulta, hay que ver a los demás sectores para construir procesos democráticos para implementar políticas públicas federales.

La presidenta de la Comisión de Equidad de Género del CEDH alertó que si el tema del magisterio no se atiende con prontitud puede convertirse en una situación que escale a un nivel de conflictividad, "y que estaríamos muy lejos de una paz en la que se garanticen los derechos plenamente".

"Lo que veo es que se han generado mesas de diálogo con la Secretaría de Gobernación, pero no está siendo tomado desde los estados, habría que tomar el ejemplo de Oaxaca, abordarlo desde las entidades, debido a que la reforma educativa nacional plantea modificaciones locales", resaltó.

"La sociedad necesita la certeza de que sus derechos están garantizados, tenemos que mirarnos al espejo, la democracia se puede decir en discursos, pero tiene que ver con la justiciabilidad de los derechos, programas, políticas y acciones que promuevan el desarrollo", detalló.

Enfatizó que la paz tiene una serie de componentes que se deben ejercer para la integralidad en el reconocimiento de los derechos, ese es el reto, la exigencia y la urgencia, dijo.