Prevé Gobierno Federal que se formalice a 200 mil trabajadores

La meta del Programa de Formalización del Empleo 2013 es integrar a la formalidad a 200 mil trabajadores informales, afirmó el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida.

Al participar en la Reunión Anual de Industriales, el funcionario federal afirmó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y los empresarios del país tienen como prioridad que el empleo crezca de manera ágil y sostenida.

En su exposición "Los retos y desafíos de la Política Laboral Nacional 2013-2018", sostuvo que la administración federal reconoce el importante papel que el sector industrial juega y seguirá jugando en el desarrollo de México.

Destacó que mediante la coordinación interinstitucional entre el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la STPS, las autoridades laborales de las entidades federativas y las cámaras empresariales se busca que los patrones registren a sus trabajadores asalariados.

Navarrete Prida manifestó que también se promoverá el aseguramiento voluntario al Régimen Obligatorio del IMSS a los trabajadores de las industrias familiares y los independientes, como profesionales, comerciantes en pequeño y artesanos.

Asimismo a los trabajadores no asalariados y domésticos, así como ejidatarios, comuneros, colonos y pequeños propietarios, y los empleados al servicio de las administraciones públicas de la Federación, entidades federativas y municipios.

Se buscará que los contratos de obra pública, así como el otorgamiento o renovación de concesiones, licencias y permisos federales, estatales y municipales para la realización de las actividades económicas cumplan los derechos que establece la Ley Federal del Trabajo, destacó.

Refirió que alrededor de 1.5 millones de trabajadores informales laboran en actividades o ramas que involucran alguna concesión, licencia o contrato de obra pública a particulares o actividades administradas directamente por el Estado.

Ante el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Funtanet Mange, Navarrete Prida destacó los beneficios de la formalidad, donde los trabajadores perciben en promedio 40 por ciento más ingreso que los informales.

Asimismo cuenten con prestaciones sociales, como seguro de salud, acceso a crédito para vivienda y ahorro para el retiro, con lo que el poder adquisitivo se vuelve sustancialmente mayor.

Además el clima empresarial ofrece mayores ventajas, como obtener créditos, clientes permanentes y enfrenta sin dificultad la competencia de otros negocios, agregó.

También argumentó que los gastos por atención médica hospitalaria de los trabajadores informales duplica a la desembolsada por los trabajadores formales, pues para los primeros representa una quinta parte del total de costos por ese concepto.

El funcionario expuso que otro de los beneficios de la formalidad es que la productividad es mayor en aquellos sectores económicos con menor participación de trabajo informal.

Informó a los empresarios que se están integrando grupos de trabajo en cada entidad federativa que se encargarán de realizar el monitoreo, seguimiento y evaluación del avance de las acciones realizadas.

Navarrete Prida también expuso los beneficios para la economía del país si se aprueban las reformas hacendaria y de seguridad social, pues promoverán el empleo formal y se establecerá un régimen de incorporación fiscal para los nuevos negocios o aquellos que migren a la formalidad.

De igual forma se disminuirán las cuotas de seguridad social para los trabajadores de bajos ingresos y se establecerá un sistema de seguridad social universal, que contenga entre otros la pensión universal y el seguro de desempleo, recordó.