Atienden afectaciones en ductos en NL tras paso de Ingrid

Técnicos especializados de Pemex realizan acciones para atender las afectaciones generadas por la ruptura de un tramo del poliducto Madero-Cadereyta, debido a las intensas lluvias y al aumento de la fuerza de la corriente del río Pablillo.

La paraestatal informó que dentro de las acciones, destacan de manera preventiva ante el impacto del huracán Ingrid que la operación del ducto se suspendió y las válvulas de seccionamiento fueron cerradas de inmediato para minimizar el derrame del producto contenido en el tramo del poliducto.

Además, como medida preventiva, cuadrillas de Pemex Refinación colocaron barreras marinas y cordones oleofílicos para contener el hidrocarburo y evitar que el producto llegara a la toma y a la cortina de la presa.

Señaló que con autorización de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se realizan movimientos de material para el manejo de la creciente del cauce del río Pablillo, a fin de generar las condiciones adecuadas para reparar el ducto.

Igualmente, todos los trabajos se desarrollan en coordinación con autoridades federales, estatales y municipales, y derivado de este incidente no existe ningún riesgo para la población, subrayó.

Destacó que en la presa Cerro Prieto los residuos de material vegetal absorbieron el hidrocarburo y están confinados en las orillas de la presa, alejados de la toma y de la cortina de la presa, lo que facilita las labores de recolección.

Adicionalmente y como medida preventiva, han sido colocadas barreras flotantes para evitar su desplazamiento, refirió Pemex.