Reconoce vicepresidente de EUA reformas en México

El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, reconoció las reformas estructurales que está impulsando el presidente Enrique Peña Nieto, de quien dijo "ha trascendido las divisiones partidarias para movilizar un grupo muy amplio para tomar estos pasos difíciles pero importantes".

Luego de un encuentro de más de tres horas con el presidente Peña Nieto, el funcionario norteamericano advirtió que estas son decisiones que sólo le corresponden al pueblo mexicano.

Reconoció los esfuerzos de reformas que se están dando en ambos países y advirtió que los cambios nunca son fáciles, pero las políticas emprendidas con el gobierno de Barack Obama en Estados Unidos están ayudando a las empresas a crear 7.5 millones de empleos nuevos desde que llegó al poder y México está realizando sus propias reformas.

En ese sentido, subrayó que el presidente Peña ha trascendido las divisiones partidarias para movilizar un grupo muy amplio para tomar estos pasos difíciles pero importantes, y aclaró que estas decisiones le corresponden completamente al pueblo mexicano.

No obstante, dijo que si país está dispuesto a "asistirles y apoyarles en la medida que podamos, si así lo requieren, y nosotros anticipamos con entusiasmo seguir observando el crecimiento continuo de México, porque eso obra en interés de los Estados Unidos de América".

Aseguró que los presidentes de México y Estados Unidos coinciden plenamente en que no existe un motivo por el cual América del Norte no pueda ser o no pudiera llegar a ser el lugar más próspero y viable económicamente en el siglo XXI.

Resaltó que en su encuentro con el mandatario mexicano habló de la reforma migratoria integral que emprende Estados Unidos y reconoció que no sólo se trata de un tema de justicia, respeto y dignidad que se debe a 11 millones de hombres, mujeres y niños indocumentados en el país, sino de sacarlos de las sombras y que tengan un camino claro hacia la ciudadanía y la participación.

Reiteró que no hay ninguna relación económica que contenga tal promesa "y no hay ninguna región del mundo que tenga la gran oportunidad de hacer más que América del Norte, para generar crecimiento económico en los próximos 20, 30 años".

Se solidarizó con el pueblo de México por las afectaciones de los recientes fenómenos climatológicos, por lo cual el presidente Peña Nieto canceló su viaje a la Asamblea General de las Naciones Unidas para encargarse de esa crisis.

Comentó que también en Estados Unidos, en Colorado, se ha visto dañado el sistema de transporte, carreteras y ferrocarriles, lo que ha costado millones de dólares hasta lo que se ha calculado.

Durante su encuentro con Peña Nieto ambos se ofrecieron apoyo y asistencia mutua. "Estados Unidos se muestra dispuesto a ayudar en la manera en que podamos, a medida que ustedes enfrenten este desastre natural y se lo prometemos a su pueblo".

El funcionario norteamericano dijo que es una "suerte" contar con el presidente Peña Nieto.

Agregó también que la clase media en México constituye un contingente de 40 millones de personas, y están estableciendo una agenda de reformas de la cual se está encargando el presidente Peña, lo cual es muy impresionante.