Estrenará la OFCM obras de compositores mexicanos en el CCOY

Las obras "Acqua, Concierto para flauta y orquesta" y "Presonancias eólicas", de los compositores Alexis Aranda y Juan Felipe Waller, respectivamente, serán los estrenos mundiales que la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) ejecutará en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli (CCOY), los días 21 y 22 de septiembre.

En entrevista con Notimex, realizada hoy en la sala de conciertos del CCOY, el compositor Alexis Aranda comentó que su obra forma parte del "Programa mexicano contemporáneo" que ofrecerá la orquesta bajo la dirección de José Areán, y será interpretada por la flautista Marisa Canales como solista invitada.

La obra, que aborda el agua en alusión a los signos del zodiaco, se compone de tres movimientos "Escorpión", "Cáncer" y "Piscis", los cuales son regidos por ese elemento, explicó Aranda.

"Esta pieza está conformada en tres movimientos y tradicionalmente los conciertos se hicieron para medir el virtuosismo de un solista contra una orquesta y eso vamos a escuchar aquí, pues no es una orquesta que está acompañando a la flautista, sino que en verdad están dialogando e incluso hasta compitiendo", indicó.

El compositor mexicano comentó que incluso es un concierto muy complicado para la flauta, y lo más difícil es que hay un registro muy corto de ese instrumento contra el balance de una orquesta.

"Lo que van a escuchar es una obra de más de 20 minutos, cuyo primer movimientos es muy enérgico, rítmico y con mucha fuerza que corresponde al signo Escorpión, porque es el más fuerte de los signos de agua", abundó.

En tanto, el segundo es un movimiento muy lírico, romántico, melódico e inclusive apasionado que son características del signo de Cáncer, mucho más tradicional y fácil, acotó Aranda.

El tercer movimiento, Piscis, es el momento virtuoso del concierto, es donde los motivos se van a estar entretejiendo por toda la orquesta, que van pasando por las cuerdas, maderas, metales e incluso por las percusiones, pero siempre en ese duelo con la flauta solista, expuso.

Por su parte, la flautista Marisa Canales, solista invitada, detalló que cada uno de los movimientos representa realmente las características que rodean las personalidades que representan esos signos.

"Escorpión es un signo totalmente explosivo, violento y hábil. Cáncer es un signo dulce, tranquilo, pacífico y romántico. Piscis es muy misterioso y escurridizo, que también son las características musicales de cada uno de los movimientos", apuntó la flautista.

A su vez, el compositor mexicano Juan Felipe Waller dijo que su obra "Presonancias eólicas", comisionada por la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, tiene la peculiaridad de modificar un poco el instrumental orquestal tradicional para hacer un vínculo con otras sonoridades.

"Todos los alientos, maderas y metales, dejan sus instrumentos y toman unos tubos de plásticos (anaranjados) que se usan en los interiores para proteger los cables, porque a la hora de soplar con ellos, se produce un sonido muy peculiar tipo flauta, pero con un tinte electrónico", afirmó.

Para Waller fue interesante utilizar este medio con la idea de alterar el sonido orquestal que uno conoce, y para la ejecución de su pieza se utilizan algunos de 50 centímetros y otros un poco más largos, pues dependiendo la longitud cambia el tipo de sonido.

El programa que ofrecerá la orquesta, bajo la batuta de José Areán, este fin de semana, incluye piezas como "Metamorfosis", de Francisco Savín; "Lyhannh", de Mario Lavista; y "El laberinto de la soledad", de Juan Pablo Contreras, obra ganadora del primer lugar en el concurso "BMI Composer Awards" 2013.