Latinoamérica tiene carencias para enfrentar crisis: experto UNAM

Latinoamérica carece de un manejo macroeconómico soberano para contrarrestar las fluctuaciones de la economía y la volatilidad externa, opinó hoy aquí el experto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Arturo Huerta.

Al participar en un foro en la capital peruana, el jefe de la División de Estudios de Posgrado de la UNAM dijo que ello se debe a que los países "tienen que mantener políticas monetarias y fiscales restrictivas para no comprometer la estabilidad cambiaria".

Ante académicos, universitarios e invitados especiales, Huerta sostuvo que en la región tampoco hay políticas en materia monetaria, fiscal, cambiaria o crediticia que sean contra-cíclicas frente a los embates externos.

"No bajan (en América Latina) la tasa de interés en forma significativa ante el temor que desestimule la entrada de capitales y provoque la salida de estos, y presione más sobre el tipo de cambio", recalcó el autor de 15 libros sobre economía mexicana.

Huerta, quien además ha escrito más de 190 artículos en revistas especializadas y libros colectivos en México y el extranjero, sostuvo que en América Latina no se devalúa la moneda para no provocar salida de capitales.

"No pueden bajar la tasa de interés, ni trabajar con déficit fiscales para expandir la inversión y demanda interna, ante el temor que ello sea inflacionario e incremente el déficit de comercio exterior y ello pueda presionar sobre el tipo de cambio", recalcó.

Consideró que debido a que el gobierno carece de control sobre la moneda, no puede flexibilizar la política fiscal y depende de sus ingresos tributarios y no tributarios, los cuales se ven contraídos por el impacto negativo de las crisis externas.

"Los tomadores de decisiones consideran que la flexibilización de la política fiscal puede ocasionar presiones inflacionarias y sobre el tipo de cambio, de ahí que priorizan políticas de austeridad fiscal", añadió el investigador de la UNAM.

Sostuvo que la disciplina fiscal predominante contrae la demanda interna, atenta sobre las condiciones endógenas de acumulación y de la generación de empleo, lo cual "aleja a la economía del crecimiento sostenido y la lleva a depender de variables externas".

"Los problemas de balanza de pagos, como la libre movilidad de capitales, impiden tener política contra-cíclica, ya que ésta puede aumentar las presiones sobre el sector externo y llevar a que los flujos de capital actúen en contra y desestabilicen la moneda", dijo.

A juicio del académico universitario, los problemas de alta concentración del ingreso, alto desempleo y subempleo, bajos salarios y alta miseria "atentan sobre el crecimiento del consumo, del mercado interno y de la dinámica de crecimiento".

De tal forma, añadió Huerta, la dinámica económica se afecta tanto por la caída de las exportaciones, como por el comportamiento de su demanda interna.