Detienen en Venezuela a miembro de ETA

Los servicios de seguridad de Venezuela detuvieron hoy en ese país sudamericano al integrante de la organización separatista Patria Vasca y Libertad (ETA) Asier Guridi Zaloña, alias "Gari", informó hoy el gobierno de España.

En un comunicado, el Ministerio español de Interior destacó que se trata de la primera detención de un etarra como resultado de la cooperación entre España, Francia y un país latinoamericano, "que sirve como marco de referencia para futuras operaciones".

Guridi, nacido en 1969 en Oñate, provincia vasca de Guipúzcoa, en el norte de España, era buscado desde 2001 por la Audiencia Nacional española por delitos de terrorismo, así por el Tribunal de Apelación de París desde 2011.

Según las autoridades, "Gari" participó en el "comando Txantxi" entre 1987 y 1992, como responsable de diversas acciones perpetradas en su mayoría en la localidad de Oñate (Guipúzcoa), que consistieron fundamentalmente en incendios de vehículos y sucursales bancarias.

En diciembre de 1992, "Gari" fue detenido e ingresado en prisión hasta el año 1997 por esos delitos.

El 22 de enero de 2003, tras el arresto de Laurence Guimon e Ismael Berasategui Escudero, en la localidad francesa de Estialescq (Pirineos Atlánticos), fueron incautadas varias fotografías de Guridi para elaborar documentaciones falsas.

En junio de 2007, el etarra fue condenado, junto al máximo dirigente de ETA, Francisco Javier López Peña, alias "Thierry", por el Tribunal de Gran Instancia de París a dos años de prisión por su participación en el aparato logístico de ETA.

El Ministerio español señaló que en noviembre de 2009 el Tribunal de Apelación de París dictó una Orden Europea de Detención contra Guridi por asociación de malhechores para la preparación de un acto terrorista, sumándose a los reclamos judiciales en vigor en España.

Precisó que su presencia en Venezuela "bajo una identidad falsa, responde a la estrategia de deslocalización diseñada por (...) ETA, mediante la cual sus militantes se distribuyen por terceros países como consecuencia de la presión policial en España y Francia".

En la operación de captura participaron agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), en colaboración con la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía de España y la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial francesa (SDAT).