Descartan abdicación o inhabilitación del rey de España por salud

El jefe de la Casa Real de España, Rafael Spottorno, negó hoy que el rey Juan Carlos de Borbón plantee la abdicación del trono y aseguró que tampoco se procederá a su inhabilitación debido a los problemas de salud del monarca.

En rueda de prensa en el Palacio de la Zarzuela, junto al equipo médico que anunció una nueva operación al monarca debido a una infección en la prótesis que en marzo pasado le fue impuesta en la cadera izquierda, aclaró la situación del rey debido a esa operación.

"El rey no se ha planteado en ningún momento la abdicación, y la inhabilitación que es una contestación potestad de Las Cortes (el Parlamento) no se está procediendo, no hay lugar a plantear eso", subrayó.

Recalcó que de seguro "habrá que adaptar la agenda del rey al calendario clínico y eso dependerá de qué modalidad se haga (en una o dos operaciones), y del proceso de recuperación".

Explicó que la proximidad de los festejos del Día Nacional, el 12 de octubre, y de la Cumbre Iberoamericana de Panamá, el 19 de octubre, "hace cuando menos discutible que se dé por bueno que vaya, pero no es seguro que participe, pero eso dependerá del criterio médico".

Sobre la posibilidad de que sea sustituido por el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, enfatizó que "el rey es el jefe del Estado y no son delegables sus funciones. Nadie puede ejercer aquellas funciones que le corresponden como jefe de Estado".

"Las funciones las precisa el artículo 62 constitucional que no puede ejercerlas nadie más. Eso no quiere decir que no pueda estar representado en múltiples actividades", aclaró.

Sin embargo, en el caso de la Cumbre Iberoamericana recordó que sólo España y Portugal acuden con jefes de Estado y de gobierno, por lo que si no asiste el rey, la representación recaería sólo en el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

"El príncipe no puede sustituir al jefe de Estado en una cumbre de jefes de Estado y de gobierno. En ese caso el príncipe no puede estar. El 12 de octubre debe estar el príncipe y toda la familia real", aseveró.

Sobre la operación al rey, que está por definirse fecha y centro hospitalario en Madrid, Spottorno reconoció que los miembros de la familia real están interesados en saber el por qué no funcionó la cirugía de marzo pasado como se tenia previsto.

"Pero sienten ya un alivio ante la idea de que conocemos la causa (de los dolores que sufre el rey), que tiene médicos de confianza y se puede empezar a ver la luz de este breve túnel", dijo.

Agregó que la operación al rey será pagada con los recursos del presupuesto anual que el Parlamento aprueba cada año a la Casa Real, "en el que está incluida su salud".