Obliga infección a cambiar prótesis de cadera a rey de España

El rey de España, Juan Carlos de Borbón, será sometido a una nueva intervención quirúrgica de la cadera izquierda debido a que sufre una infección en el tejido donde le fue implantada una prótesis en marzo pasado, informó hoy la Casa Real.

En rueda de prensa conjunta ofrecida por el jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno, el doctor Miguel Cabanela, de la Clínica Mayo, de Rochester, Estados Unidos, el jefe médico de la Casa Real, Miguel Fernández-Tapia, y el médico Ángel Villamor, ofrecieron detalles sobre la nueva cirugía.

El monarca fue sometido el 3 de marzo pasado a una operación de cadera izquierda en la clínica La Milagrosa de Madrid y se esperaba que tras seis meses de recuperación concluyera bien, pero los dolores y los problemas para caminar que presentó el rey obligaron a una nueva revisión.

Spottorno recalcó que se recurrió a Cabanela, que es cirujano especialista en cadera y rodilla, para encabezar al equipo médico que en próximos días operará al rey en Madrid, en una fecha y lugar aún por determinar.

Cabanela explicó a su vez que el tratamiento de prótesis infectada siempre es quirúrgico y consiste en cambiar la prótesis, la que se puede hacer en un tiempo o en dos, según las circunstancias, "el tipo de germen, las condiciones del tejido y el estado general del paciente"

"El rey necesita de nuevo cirugía y va a requerir una rehabilitación postoperatoria que variará de ocho semanas a seis meses dependiendo de si la cirugía se hace en uno o en dos tiempos", mencionó.

Indicó que por el momento se desconoce el por qué un germen entró e infectó la prótesis de cadera y sería especular si trata de dar cualquier versión en este momento en que aún se esperan resultados precisos.

"El estado general de su majestad es mejor que la media de los pacientes que yo opero, es vigoroso está muy bien para su edad. Toma pocos medicamentos, incluso menos que yo", comentó.

Cabanela dijo que la probabilidad de infección tras este tipo de operaciones es de 1.0 a 2.0 por ciento, y que el éxito de la siguiente cirugía es de 92 a 94 por ciento, "variable según el germen, duración de infección".

Precisó que el monarca va a necesitar antibióticos intravenosos y eso requerirá tiempo y lo obligará a permanecer en casa.

Explicó que en caso de hacer la intervención en dos tiempos, la primera es para extraer la prótesis infectada y sustituirla por una temporal y ocho semanas después o antes cambiarla por la definitiva.

"La primera es más delicada y la segunda es más simple y la recuperación es más rápida", afirmó.

El especialista aseguró que el hospital no está decidido y hay varios factores que entran en la decisión, como los estudios pendientes de confirmar y "la interferencia en la vida diaria de hospital que se quiere que sea mínima".

Villamor lamentó por su parte que la operación que hizo en marzo al rey se haya infectado, lo que le genera un mal momento al tratarse de un trabajo suyo en un paciente importante como el rey.

Fernández-Tapia expuso a su vez que el rey mostró al principio desánimo al considerar que se trataba de un paso atrás, pero "ha aceptado la situación y quiere atajar cuanto antes el problema".