Aprueban en Cuba decreto ley de zona especial de desarrollo del Mariel

El gobierno de Cuba aprobó el decreto ley de la Zona Especial de Desarrollo en el municipio occidental del Mariel, donde funcionará un puerto moderno para barcos de gran calado, financiado en su mayor parte por Brasil.

El decreto, firmado la víspera por el presidente Raúl Castro, entrará en vigor a partir del 1 de noviembre próximo, informaron este viernes medios oficiales.

Castro afirmó que esta es la obra más compleja realizada en el país y allí tienen que primar desde el inicio "orden, disciplina y exigencia".

Dijo que para su puesta en marcha se tomaron en cuenta experiencias nacionales e internacionales y la terminal de contenedores, que comenzará a operar en 2014, será una obra para hoy y para el futuro.

Las obras para la ampliación del puerto cubano de Mariel, a unos 45 kilómetros al oeste de La Habana, han sido ejecutadas por empresas brasileñas.

De acuerdo con los más recientes datos divulgados aquí, han demandado hasta ahora una inversión de 957 millones de dólares, de los cuales unos 682 millones de dólares han sido financiados por Brasil.

El decreto del Consejo de Estado señala que en esta zona regirán un régimen y políticas especiales para fomentar el desarrollo económico sostenible a través de la atracción de inversiones extranjeras, la innovación tecnológica y la concentración industrial.

Entre sus objetivos, apunta, figura el incrementar las exportaciones, la sustitución de importaciones y generar fuentes de empleo en una constante articulación con la economía interna.

El proyecto en cuestión abarca varios municipios de la colindante provincia de Artemisa, con una extensión de 465 kilómetros cuadrados.

Con la conversión del Mariel en la principal vía para el comercio exterior cubano, el puerto de La Habana deberá transformarse en un renovado paseo marítimo, con espacio de ocio, recreo y comercio con fines turísticos, según la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Yanet Vázquez, especialista de la Secretaría del Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, explicó el marco regulatorio para los que soliciten establecerse en la zona especial y qué actividades pueden realizar.

En el Mariel existirá un régimen especial laboral y, como en todos los negocios con firmas extranjeras, una entidad empleadora cubana asumirá el contrato de la fuerza de trabajo y el pago de salario a los trabajadores.

Fuentes consultadas por Notimex indicaron que la Zona Económica del Mariel prevé, además, la creación de una plataforma industrial para la importación, elaboración de productos y su venta en el mercado interno o a otros países.