Empata Vaqueros Laguna la serie al apalear a Sultanes 8-2

Gracias a la actuación del estadounidense Brian Baker, quien lanzó durante siete entradas, los Vaqueros Laguna sacaron el empate en la serie que sostuvieron ante Sultanes de Monterrey, al ganar el segundo encuentro en el estadio Revolución por 8 carreras a 2.

Fue un inicio emocionante, Sultanes abrió el marcador pero Laguna supo responder y darle la vuelta 2-1 en el primer inning; todavía Monterrey logró empatar, pero la ofensiva local se abalanzó sobre el adversario para sellar la victoria.

Los dueños de casa se despegaron con tres carreras en la tercera entrada, donde José Salazar comenzó la fiesta con pasaporte, llegó hasta la antesala por error en revirada de Nelson Payano, quien enseguida golpeó a Oswaldo Morejón.

Ahí, vino Juan Miranda que al primer lanzamiento pegó tremendo cañonazo por el jardín central, para producir tres importantes carreras con su noveno bambinazo de la campaña.

La pizarra registró más movimiento hasta la sexta tanda, cuando Vaqueros agregó otra rayita y, en la séptima tanda, remataron con otras dos carreras.

De manera que Josué Figueroa colgó el cero en la octava entrada y Osiris Matos hizo lo propio en la novena, para preservar el triunfo naranja.

Ganó Brian Baker, en labor de siete entradas completas, admitió siete hits, dos carreras, una limpia, con dos pasaportes y siete ponches.

Mientras que Nelson Payano perdió con trabajo de cuatro entradas y dos tercios, además permitió ocho imparables, cinco carreras limpias, un pasaporte y abanicó a siete.

En Monclova, los jonrones de Rodolfo Amador con los cojines repletos en la quinta entrada, de Valentino Pascucci en la sexta y de Adán Muñoz en la octava, encabezaron un ataque de veinte imparables y los Broncos de Reynosa frenaron al líder de la Zona Norte, Acereros de Monclova, al vencerlos por 12-8.

En el duelo de Oaxaca ante Delfines del Carmen, los Guerreros aseguraron la serie con una cátedra de pitcheo de Sergio Valenzuela, quien lanzó siete entradas completas para permitir un solo bit, una base por bolas y ponchar a cinco bateadores en la victoria de 7-0.