Busca Gabriela Ruiz presidir el PAN para fortalecerlo y reunificarlo

La aspirante a la presidencia nacional del PAN, Gabriela Ruiz, subrayó que la coyuntura que vive ese organismo político permite a los interesados en presidirlo exponer el motivo por el que quieren participar y contribuir a reunificarlo, luego de las divisiones internas que han surgido.

En entrevista con Notimex, Ruiz del Rincón dijo que está en la posición de decir "queremos un partido fuerte y unido, y yo puedo ser ese enlace que establezca puentes y una", luego de 25 años de estar militando en el PAN de manera activa y presente.

La ex diputada y ex senadora consideró que el momento le llegó y por ello decidió "destapar" sus aspiraciones a contender por la presidencia nacional del PAN, ya sea con los actuales estatutos o con los nuevos en proceso de validación en el IFE.

Comentó que al partido "lo vemos y sentimos dividido, con diferencias internas fuertes que han salido a la luz pública y controvertido la opinión pública y la de los propios militantes, por lo que estamos en la posición de decir queremos un partido fuerte y unido".

Dijo que son precisamente esas divisiones, que se acentuaron durante la celebración de la 17 Asamblea Nacional Extraordinaria, las que la motivan a buscar la presidencia porque "queremos un partido unido que devuelva la confianza a la ciudadanía para mostrar que somos opción de gobierno".

Empero, agregó, primero se tiene que trabajar internamente, porque la dirigencia nacional se ha apartado de la militancia "no sólo por los resultados de la 17 Asamblea Nacional sino por los resultados de los pasados comicios".

Por ello, insistió, es necesario recuperar el diálogo constructivo y respetuoso con la militancia, acercar la militancia a la dirigencia y hacer valer el respeto hacia los militantes sobre su participación y experiencia para seguir trabajando por el partido.

Indicó que también se requiere del diálogo "permanente y respetuoso que siempre nos ha caracterizado para llegar a acuerdos y ser un partido fuerte, recuperar la confianza y volver a ser opción de gobierno".

Gabriela Ruiz dijo que más que un "mesías" o una personalidad que arrastre, lo que se requiere es alguien que tenga contacto y sepa escuchar a la militancia, así como "la sensibilidad para saber qué es lo que queremos juntos, y eso no puede ser un camino unilateral de una dirigencia o de un grupo".

Por ello, señaló que su propuesta es recuperar la fuerza de la militancia para trabajar todos en equipo y "hacer este partido fuerte a través de su gente, del respeto de las decisiones y las reglas internas y de nuestra democracia".

Expuso que su oferta para convencer de que es la mejor opción es hablar con la verdad y recuperar la identidad e imagen del partido a través del acercamiento con los oponentes de una manera "nada más pragmática".

Asimismo, subrayó, siendo oposición responsable, porque en este momento se están dando muchas reformas y hay que decir a la sociedad y a la ciudadanía en qué benefician y en qué no, y apoyar u oponerse cuando sea necesario.

Respecto a si no es necesario un candidato de unidad ante las divisiones internas que existen, respondió que en la 17 Asamblea se decidió que debe ser toda la militancia la que elija al nuevo o nueva dirigente nacional.

Dijo que a ella le gusta participar en una contienda así, porque "le devolvemos el valor a los militantes, porque están esperando que pongamos a disposición de ellos esa forma de elegir, porque están dispuestos a luchar por un partido que quieren".

Finalmente, consideró que la elección no es un asunto de género sino de facultades, capacidades, de coyuntura, de tiempos y de propuestas que convenzan a los militantes.