Taxista saca adelante a su familia trabajando hasta 15 horas

Con un ingreso diario que va desde 300 hasta 800 pesos laborando de 12 a 15 horas, Rubén Trejo Estrada es un taxista que saca adelante a su familia integrada por su pareja y tres hijas.

Con estudios de secundaria, después de 20 años de laborar como empleado en una fábrica de hule, hace dos años lo despidieron, sin motivo y sin liquidación, inició una demanda por despido injustificado, pero ante la necesidad de obtener un ingreso para mantener a sus hijas optó por incorporarse a una asociación de taxis.

"Tenía que ir una y otra vez al tribunal, mi demanda no avanzaba y mis hijas tenían que comer, pedí prestado, vendí cosas y cuando el agua me estaba llegando al cuello, me ofrecieron meter mi coche de taxi, entonces preferí ponerme a trabajar que seguir perdiendo el tiempo en esos trámites con pocos resultados".

A sus 42 años de edad, desde hace año y medio es taxista, trabaja desde las ocho de la mañana, en la zona de Naucalpan, el vehículo es propio, pero las placas que utiliza son rentadas, tiene que pagar al mes tres mil pesos, además de la gasolina y el mantenimiento de la unidad.

Rubén tiene tres hijas que estudian primaria, su esposa se dedica al hogar y le ayuda un poco vendiendo manualidades, "Pero actualmente no alcanza el dinero, cada semana suben los precios y las necesidades incrementan".

Explica que para cubrir sus necesidades trabaja desde las ocho de la mañana hasta las diez u once de la noche, con excepción de un día a la semana y un sábado al mes que no circula su taxi, llega a ganar hasta 800 pesos al día, un poco más de los que recibía en su antiguo trabajo y recursos que le permiten sacar a adelanta a sus hijas.

Reconoce que dentro de los problemas que enfrenta, su situación no está del todo mal.

"Hay gente que no tiene ni para comer, pero hay que esforzarse, no esperar a que el gobierno te ayude porque tampoco le alcanza para atender a todos los que al igual que yo somos parte de desempleo, yo soy afortunado porque tenía mi carrito y pude encontrar otra forma de trabajar, hay muchos ni esa oportunidad tienen", señala.

En el marco del Día del Trabajo, Rubén dice "la situación es muy difícil y quienes trabajan en una empresas son explotados, quieren que trabajen hasta 14 horas por mil 200 pesos, sin ninguna prestación y con muchas responsabilidades".

"Por eso, agrega, es mejor trabajar por nuestra cuenta, nosotros, quienes tenemos un trabajo informal, nos esforzamos más pero sabemos que entre más trabajo más ingresos propios".

Se dice satisfecho de trabajar por su cuenta y aunque a la fecha no ha podido obtener unas placas de transporte público propias, puede sacar adelante a su familia con un ingreso obtenido por su esfuerzo, enfrentándose a los riesgos de la inseguridad.