Recomienda ONU a Cuba poner fin a detenciones breves y arbitrarias

Miembros del Consejo de Derechos Humanos llamaron al gobierno de Cuba a tomar medidas para evitar la detención arbitraria o detenciones breves de opositores, activistas, defensores de derechos humanos y periodistas.

En el marco del Examen Periódico Universal (EPU) de Cuba del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) países como Suecia, Suiza, Japón, Francia, Filipinas, Países Bajos, Reino Unido, entre otros, expresaron su preocupación especialmente por el aumento de las detenciones de corto plazo.

Asimismo, un gran número de países como México, Polonia, Suecia, Suiza, Noruega, Uruguay, Australia recomendaron al gobierno de La Habana ratificar los Pactos de derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

En este sentido México al igual que España, Francia y Uruguay exhortaron al gobierno de La Habana a establecer una institución nacional de derechos humanos conforme a los principios de París, cuestión que ha sido sugerida varias veces por mecanismos especiales de la ONU.

Igualmente México y España, entre otros estados, alentaron a Cuba a concretar la visita acordada previamente con el Relator Especial contra la Tortura .

Por su parte, Estados Unidos y la República Checa recomendaron a Cuba una investigación independiente sobre el accidente de tráfico en el que encontró la muerte el activista Oswaldo Payá en julio del año pasado.

Asimismo, un gran número de países recomendaron realizar esfuerzos para garantizar para todos la libertad de expresión y el uso del internet en Cuba.

Cabe destacar que la mayoría de los 132 países que participaron en el debate encomiaron al gobierno de la isla por sus avances con respecto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio especialmente en lo que se refiere a la educación y el acceso a los servicios de salud.

La delegación de Cuba estuvo liderada por el canciller Bruno Rodríguez Padilla, quien en su alocución recordó que el bloqueo a la isla impuesto por el gobierno de Washington viola "de manera sistemática y generalizada" los derechos humanos de los cubanos.