Comparten Perla Schwartz y Maricruz Patiño sus poemas en el CCLXV

Al participar anoche en el ciclo "Poesía, lectura en voz de sus autoras", organizado por la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Perla Schwartz y Maricruz Patiño, poetas de largo aliento, compartieron fragmentos de sus obras con sus lectores.

El Centro de Creación Literaria "Xavier Villaurrutia" (CCLXV), sede del ciclo, acogió a Schwartz, quien reiteró que la poesía "es un umbral a través de la palabra, que ofrece la posibilidad de comunicar los sentimientos más íntimos que poseen los seres humanos, jugando con la materia del lenguaje".

Comentó que lee poesía desde joven, y que en ese tiempo pensaba, de manera ilusa, que la poesía era cortar el texto por renglón; finalmente entendió que eso no era hacer poesía y, sin embargo, escribió su primer poemario, "Amanecer poético", título inspirado en el vate Juan Ramón Jiménez, autor que ella admira.

Durante la velada, Perla Schuartz leyó algunos fragmentos de su más reciente trabajo, "Confesiones de una divoviuda", obra con la que pretende reflejar la vida interior y exterior de una mujer dueña de una sensibilidad extraordinaria, quien no siempre desea permanecer en el mismo entorno social o emocional.

Fue un libro que le costó mucho trabajo terminar, pero también es una obra a la cual le tiene mucho cariño, pues contiene escritos desde mediados de los 90. También compartió material inédito de "La dama de agua", algunos poemas de "Amanecer poético" y una obra juguetona titulada "Arrebatos cibernéticos".

Para la autora, es importante que el público se acerque a la poesía a través de programas y actividades como los que fomenta la Coordinación Nacional de Literatura del INBA, pues son un método efectivo para acercar a la gente a los escritores, desde los clásicos hasta los de hoy en día.

"Desafortunadamente la poesía es el patito feo de la literatura; hay demasiados poetas en México, pero muy pocos lectores. Es por ello que la difusión resulta tan importante: la gente vive con la idea errada de que la poesía es compleja e incluso aburrida, cuando en realidad es simplemente maravillosa", subrayó.

Perla Schwartz es poeta y ensayista. Estudió periodismo en la Escuela Carlos Septién García, institución de la que también ha sido profesora. Durante años se desempeñó como reportera y como analista de un programa de televisión, además ha sido colaboradora de diversas publicaciones, diarios y suplementos.

Ha publicado, en ensayo: "Rosario Castellanos, mujer que supo latín" y "El quebranto del silencio. Ensayo sobre mujeres poetas suicidas", y en poesía: "Amanecer poético", "Vocación al vuelo", "Al tocar el viento", "El trazo de la memoria", "Las caligrafías de Ariadna", "Instantáneas de la mujer camaleón", "Bajo el peso del amor me hundo" y "Diálogo interminable con mi padre".