Natural la cautela por parte de las calificadoras: Invex

El actuar de las firmas evaluadoras sobre esperar el impacto de las reformas estructurales para mover su calificación de la deuda soberana de México es natural, consideró Rodolfo Campuzano Mesa, director de Estrategia y Gestión de Portafolios de Invex Banco.

En conferencia de prensa, refirió que efectivamente hasta el momento no hay sustento para que estas empresas (Fitch, Moody's y Standard and Poor's) suban su calificación, pero si para mantener una perspectiva positiva.

No obstante, destacó, que tampoco hay en el corto plazo una posibilidad de que realicen una revisión a la baja derivado de que el gobierno federal haya establecido un déficit de 0.4 por ciento para este 2013 y 1.5 por ciento para 2014.

Y es que, consideró, este déficit es un reconocimiento de la urgencia de dinamizar la economía, de que haya mejores números respecto a los observados en el primer semestre.

"Tiene que haber una evidencia más creíble de una situación estructural fiscal mejor, ya que el quit de las calificadoras era desde un principio disminuir la dependencia (de las finanzas públicas) de los ingresos petroleros y eso no aparece mucho en la propuesta hacendaria", manifestó.

El miércoles Fitch informó que no haría cambios en sus calificaciones en tanto no se vieran los resultados de la reforma, mientras que Moody's habla hoy solo de una perspectiva positiva o negativa respecto de los efectos crediticios del soberano, corporativos, bancos, aseguradores y operadores de fondos.

En ese sentido, señaló que la propuesta hacendaria presentada por el gobierno federal no ataca realmente el tema de informalidad.

Comentó que la informalidad no es un tema que determine la salud o ponga en tela de juicio las finanzas publicas del país, ya que estas juegan con lo que tienen, que son los ingresos de los formales.

Además, consideró que un inadecuado combate de este problema podría afectar a actividades de las que nadie se queja, como el de las trabajadoras domésticas, boleros, etcétera, y que terminarían pagándola otros.

El punto es, opinó, el hacer una distinción entre la informalidad y la ilegalidad, siendo este último el que debería ser combatido.

Respecto a la volatilidad observada en los mercados, sobre todo en mayo y junio, en instrumentos de largo plazo, Campuzano Mesa dijo que los inversionistas no tendrán un 2013 con buenos resultados.

"En general a inversionistas activos que hayan invertido en la curva de bonos y en bolsa pues va a hacer un año de resultados pobres", manifestó.

De acuerdo a las expectativas de Invex, el Índice de Precios y Cotización (IPC), principal indicador del mercado bursátil mexicano, cerrará el año con un rendimiento negativo de 3.6 por ciento en términos reales respecto a lo observado en 2012.

Rodolfo Campuzano comentó que ante el posible recorte de compra de bonos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos la próxima semana, no se anticipan movimientos bruscos en los mercados ni una disminución de las tasas de interés en los mercados emergentes, toda vez que esta acción ya ha sido descontada y que se estima sea de 10 mil millones de dólares.