Cumple 21 años preso el líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán

El líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán Reynoso, cumple hoy 21 años de estar preso en la inexpugnable base naval del puerto de El Callao, al oeste de Lima, bajo la custodia de la Marina de Guerra de Perú.

Guzmán Reynoso fue capturado el 12 de septiembre de 1992 tras un paciente seguimiento de la Dirección Contra al Terrorismo (Dircote) que sin realizar un solo disparo logró apresarlo en el distrito capitalino de Surquillo, junto a su pareja, Elena Iparraguirre.

El dirigente del grupo subversivo peruano de 79 años de edad afronta hoy serios cuadros de salud: arritmia cardíaca, soriasis, agotamiento físico y luce desmejorado, según la versión de la propia Iparraguirre, en una carta remitida a las autoridades.

Guzmán Reynoso fue líder del Partido Comunista de Perú, conocido como Sendero Luminoso (PCP-SL), que desencadenó en mayo de 1980 un conflicto armado contra el Estado y la sociedad peruana.

La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) constató que en ese conflicto, el más violento de la historia de la República, el PCP-SL cometió gravísimos crímenes que constituyen delitos de lesa humanidad y fue responsable de la muerte de 31 mil 331 personas.

El 12 de septiembre de 1992 quedó registrado en la historia policial y política peruana tras el duro golpe a Sendero Luminoso que marcó su posterior debacle.

Un grupo de agentes hizo labor de seguimiento al cabecilla rebelde y dieron con su paradero tras analizar la basura donde había recetas médicas, cajas de medicamentos, entre otros, que revelaban que era él debido a que informes policiales revelaban que tenía soriasis.

"Soy el general Antonio Ketín Vidal, jefe de la Dincote (Dirección Nacional Contra el Terrorismo)", se presentó el ahora jefe policial retirado y Guzmán aceptó estrecharle la mano.

Luego Ketín Vidal le dijo que estaba detenido y frente a Guzmán se interpuso Elena Iparraguirre (presa a cadena perpetua al igual que su pareja) y con una bandera con roja con la hoz y el martillo dijo que no lo tocaran.

Ketín Vidal le comentó: "Usted tiene que saber que en la vida se gana o se pierde. Esta vez le ha tocado perder. Espero que haga una interpretación dialéctica de esta situación".

Guzmán respondió al jefe policial "es cierto que me han detenido y que detendrán a muchos más. Pero lo que está aquí (señaló su cabeza) y el pensamiento del pueblo, nadie lo va a eliminar".

Posteriormente, fue presentado enrejado el máximo cabecilla senderista y confinado a la Base Naval de El Callao donde hoy purga condena a cadena perpetua.