Pide Eurocámara fin de violencia y terrorismo en Egipto

El Parlamento Europeo (PE) condenó hoy el "uso desproporcionado de la fuerza" por los cuerpos de seguridad de Egipto y pidió el fin de los "actos de violencia, terrorismo e incitación" que se han registrado en el país en los últimos meses.

"Todos los actos de violencia, terrorismo e incitación deben ser detenidos inmediatamente, por el mejor interés del país", exigió la Eurocámara en una resolución aprobada este jueves en su sesión plenaria, en Estrasburgo, Francia.

El gobierno interino y el ejército de Egipto tienen el deber conjunto de "garantizar la seguridad de todos los ciudadanos del país, independientemente de su posición y afiliación política", indicó.

Los parlamentarios europeos abogaron por una investigación independiente que aclare las muertes ocurridas durante la operación militar para desalojar las plazas Rabaa y Nahda, ocupadas por miembros y simpatizantes de la Hermandad Musulmana.

Criticaron esa formación a la cual pertenece el depuesto presidente Mohamed Morsi por "no prevenir los brotes de violencia".

También exigieron a las autoridades egipcias suspender el estado de emergencia decretado en el país y pidieron que sean liberados todos los presos políticos, incluyendo a Morsi.

La Eurocámara consideró que la iniciativa es importante para "crear las condiciones para un proceso político inclusivo", que debería resultar en la transferencia del poder y en la elección democrática de las autoridades.

"Egipto debe realizar elecciones presidenciales libres y justas lo más pronto posible, abiertas a todos los actores democráticos", enfatizó la resolución parlamentaria.

Advirtió que "el veto o la exclusión de cualquier fuerza o actor político democrático sólo conllevaría el aumento del radicalismo".

Los diputados europeos señalaron la importancia de que la nueva Constitución egipcia asegure la protección para las minorías, incluyendo la comunidad copta, y libertad de asociación, de reunión y de prensa.

"El proceso de elaboración constitucional y de reforma debe sentar las bases de un Egipto verdaderamente democrático, garantizando los derechos y libertades fundamentales, incluyendo libertad de religión para todos los ciudadanos", subrayaron.