Examinan estado de excepción en región guatemalteca por disturbios

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, dijo hoy que analiza decretar estado de excepción en la región del departamento de Santa Rosa, oriente del país, donde murió un policía y ocho resultaron heridos en medio de violentos disturbios.

Los incidentes se registraron la víspera a raíz de una supuesta manifestación en contra de la operación de una mina en el municipio de San Rafael Las Flores, Santa Rosa.

Durante los disturbios, personal de seguridad de la mina habría disparado contra una multitud, que retuvo a una veintena de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que luego liberaron.

"Están tomando de pretexto el tema de la minería, pero hay un policía muerto, armas de grueso calibre. Una cosa es la protesta y otra es cometer delitos como asesinato, secuestro, no lo vamos a tolerar", advirtió el presidente Pérez Molina.

El ministro de Gobernación, Mauricio Bonilla, dijo en rueda de prensa que se analiza la posibilidad de imponer el estado de excepción en una zona de seis municipios de Santa Rosa y uno del departamento de Jalapa, en terrenos de la mina.

Dijo que debido a que "el tema incide en la gobernabilidad del país", las autoridades ven con preocupación los hechos de violencia generados en San Rafael Las Flores, propiciados por supuestos grupos en desacuerdo con la mina San Rafael.

El funcionario destacó que las autoridades estuvieron abiertos al diálogo pese a la intransigencia de los grupos inconformes, pero que luego de los sucesos violentos se aplicará la ley. "El cumplimiento de la ley no es negociable", enfatizó.

Bonilla reservó el número de agentes de la PNC asignados a la zona de San Rafael Las Flores, pero dijo que se envió un contingente de policías para reforzar la vigilancia y el mantenimiento del orden en la región.