Luego del cuento, la novela es el género que más se lee: Jaime Velasco

El joven escritor Jaime Velasco Estrada afirmó que luego de la novela, el cuento es uno de los géneros que se más se lee en México, toda vez que su contenido es mucho más concreto y permite al autor "aterrizar mejor tus ideas".

Entrevistado por Notimex, esta noche en un reconocida librería de la zona de Coyoacán antes de la presentación de su libro "¡Despierta ya!" -obra ganadora del Premio Internacional de Narrativa convocado por la editorial Siglo XXI y las universidades de Sinaloa y Nacional Autónoma de México (UNAM)-, refirió que el cuento "ha ganado su peso y se ha revalorizado".

"Es más fácil que puedas distribuir tus obras e ideas mediante el cuento, porque la gente te lee más rápido; a diferencia de la novela que te lleva mucho más tiempo", comentó el estudiante de Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, quien agregó que el género "tiene punch".

El becario del Programa Universitario México Nación Multicultural (PUMC) comentó que el volumen explora las diferentes facetas que enfrenta una pareja, a través de un lenguaje poético.

"Se trata de una colección de cuentos, cuya idea es integrar al lector y que pueda construir al mismo tiempo una novela, porque la obra que está pensada como una comunidad requiere de atención para que el lector reconstruya la historia.

La anécdota es sobre una pareja homosexual que está a punto de separarse; uno de ellos es escritor y el otro es su lector más ferviente y quien hace la crítica de sus propios textos", explicó el joven autor, al tiempo que dijo que la idea de escribir estos cuentos fue por "un montón" de acontecimientos que estaba pasando y por una situación particular.

"En realidad deseaba hacer una novela, pero la idea no funcionó en el sentido global; aunque por separado las diferentes partes que había concebido para esta historia hacían sentido, así que las trabajé como si se tratara de 13 cuentos", indicó.

Expuso que trató de pulir sus cuentos hasta donde pudo y los metió a concursar al Premio Internacional de Narrativa, del cual resultó ganador.

La obra, de aproximadamente 120 cuartillas, plantea que desde la aceptación de los matrimonios gay muy pocos repararon en lo que puede existir más allá de ese momento; como la elaboración de planes en conjunto y, sobre todo, la ruptura y la separación.

El personaje de Estrada, "Clímaco" -quien sirve como un ejemplo de los diversos acercamientos que un hombre puede tener con muchos otros, se sitúa "en un momento en el que la convivencia entre dos varones no es algo para callar, sino un vínculo que puede llegar al registro civil, aunque asumir públicamente esta preferencia sigue sin ser fácil".

"Lo que busco con esta obra es confrontar al lector con la realidad, para llevarlo a cosas que no se ven dentro de nuestra propia realidad. En ese sentido, los personajes que se presentan en la obra resultan ser bastante pasivos, desesperados, llenos de angustia, aferrados a sentimientos que a veces no los hacen crecer, no ven más allá; es pues, una confrontación", concluyó.