Atesora OCCM la música más bella de todos los tiempos: Miguel Bernal

El maestro Miguel Bernal Matus (Ciudad de México, 1931), director de la Orquesta de Cámara de la Ciudad de México (OCCM), se manifestó esta tarde "contento y orgulloso", y dejó ver las dos jactancias que lo fortalecen:

"Es muy grato haber recogido múltiples experiencias, tanto dentro como fuera del país, al frente de las filas de la orquesta, y el mayor orgullo es que esta agrupación musical está constituida íntegramente por músicos mexicanos", agregó emocionado.

Entrevistado por Notimex, minutos antes de ofrecer un concierto extraordinario, en el Tecnológico de Monterrey, campus ciudad de México, el dijo luego que "todos son solistas y tienen una gran preocupación por andar el camino del arte".

Fundada y dirigida por el maestro Miguel Bernal Matus, hace más de cuatro décadas, la OCCM fue galardonada con la Medalla al Mérito en las Ciencias, las Artes, la Ejecución Musical y Artística 2012, por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

A todos esos instrumentistas de la OCCM, completó el entrevistado, les interesa que México crezca a través del arte y la cultura. "Por eso nosotros trabajamos para que las cosas se hagan con profundidad, para beneficiar a las generaciones que vienen".

En esos años, ha desarrollado una intensiva actividad de conciertos dentro y fuera del país, dando formación y carrera a un importante número de talentosos músicos mexicanos, además de destacar su interés por los públicos jóvenes e infantiles.

Añadió, al tiempo que sus músicos afinaban sus respectivos instrumentos musicales, que son muchos los jóvenes de hoy que tienen un interés enorme por la música, "por eso, a ellos le dedicamos nuestro mejor esfuerzo y experiencia", aseveró el maestro.

Lo anterior, abonó enfático a su comentario el director quien lleva 44 años al frente de la OCCM, "para llevarlos de la mano por el camino de la interpretación musical de las grandes obras del repertorio universal".

Para unir lo dicho al hecho, explicó que del amplio repertorio acumulado a través de 44 años al frente de la OCCM, que incluye desde luego la música más bella de todos los tiempos, seleccionó un florilegio de obras para diseñar el concierto de esta tarde.

Durante el concierto participaron 12 elementos. "Este es una concierto especial, se ha trabajado arduamente sobre el programa, que es muy interesante, sobre todo por la soprano que canta los fragmentos más hermosos de la ópera y la música lírica", anotó.

Acto seguido, acompañado por la soprano Angeles Arévalo; Edilberto Vela García y Alejandro Sánchez Rivera (violinistas), y Gustavo Bernal (chelo), interpretó con lujo el "Concierto en LA Mayor para dos violines y orquesta", de Antonio Vivaldi.

Luego, "Divertimento en RE Mayor", de Mozart; "Saludo de Amor", de Edward Elgar; "Nocturno", de Aleksandr Borodin; "Danzas Húngaras", de Brahms; "Vals de Musetta", de Puccini, y el "Concierto para una Sola Voz", de Saint-Preux.

El programa se completó con "Dime que sí", de Alfonso Esparza Oteo; "Danza de los Gnomos", de Bazzini, y el "Concierto en MI Mayor para violín y orquesta", de Bach. El Tecnológico de Monterrey, Campus ciudad de México, fue un paraíso.

Su alta preparación, la fuerza de sus interpretaciones, su preocupación por difundir las obras de compositores mexicanos, su ideario, los numerosos públicos formados y el impulso dado a instituciones educativas y culturales, hacen de ésta una orquesta única.