Celebra presidenta argentina llegada de Máxima a trono de Holanda

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, celebró hoy la llegada de la princesa Máxima al trono de Holanda, ya que "siempre correrá sangre argentina por sus venas".

La mandataria explicó que este es un día histórico, y por eso una delegación oficial argentina asistió a la ceremonia en Amsterdam, en la que el príncipe Guillermo Alejandro, esposo de Máxima, fue investido como rey de Holanda.

La delegación fue encabezada por el vicepresidente Amado Boudou y la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés.

"Obviamente que para ser reina, Máxima tiene que ser holandesa, pero eso no quiere decir que no siga latiendo sangre argentina en sus venas", explicó la jefa de Estado.

Fernández bromeó sobre el impacto de que una argentina sea reina de Holanda, y otro argentino Papa, porque "ya no nos falta nada", aunque se resistió a sumar al ídolo Lionel Messi en la lista de argentinos notables "porque yo no soy futbolera".

También recordó que cuando participó en la ceremonia de entronización del Papa Francisco en el Vaticano, conoció al príncipe Guillermo Alejandro y le sorprendió lo bien que habla español.

"Máxima lo hizo aprender perfecto español, muy bien por Máxima", dijo la presidenta Fernández.