Esperan denuncia formal por presunto robo de arte sacro en Tlaxcala

La delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) informó que no se ha presentado ninguna denuncia por el presunto robo de piezas de arte sacro de la iglesia de San Juan Apostol, en el municipio de Huactzinco.

De acuerdo con el vocero de la Diócesis de Tlaxcala, Cristóbal Gaspariano Tela, la víspera fueron sustraídas de ese templo varias piezas de arte sacro.

Personal de la Dirección de Comunicación Social de la PGR Tlaxcala señaló en entrevista que es necesario que primero personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) haga una valoración sobre si son piezas de arte sacro.

"En este caso tienen que ser piezas de los siglos XVII y XVIII -para ser consideradas como arte sacro-, por lo que lo tiene que valorar un perito del INAH", detalló.

La institución "tiene que hacer un reporte, catalogar, y decir exactamente de que año y la descripción y con las autoridades municipales hacer la denuncia", explicó el personal de la dependencia federal. "Pero hasta el momento no han venido a interponer la denuncia", reiteró.

De acuerdo con el vocero de la Diócesis de Tlaxcala, entre las piezas robadas se encuentran los oleos "Los Reyes Magos" y "Las Animas Benditas del Purgatorio".

La Dirección de Comunicación Social del INAH señaló en un comunicado emitido esta tarde que pobladores de Huactzinco reportaron el robo de piezas religiosas.

Ante ello, personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Tlaxcala acudió al lugar para constatar los hechos.

"Los pobladores del lugar levantaron de inmediato una denuncia en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), sin embargo, el jurídico del INAH solicitó a la PGJE que la denuncia se canalizara a la PGR debido a que el robo de arte sacro es un delito del orden federal".

Hasta el momento el INAH y los responsables del templo de San Juan Huactzinco cotejan las piezas en el Catálogo de Arte Sacro correspondiente al municipio, con las piezas que se encuentran físicamente en el lugar.

El instituto estará en condiciones de abundar sobre el número de piezas que fueron extraídas y su año de manufactura una vez que se concluyan las investigaciones de manera coordinada con el párroco y los responsables del mantenimiento del templo, indica el documento.