Realiza PAN "volanteo" en rechazo a marchas

El líder del PAN capitalino, Mauricio Tabe, llevó a cabo una jornada de "volanteo" en 20 puntos de la ciudad acompañado por legisladores federales y locales del partido, para rechazar las movilizaciones que afectan los derechos de terceros.

En el cruce de las avenidas Insurgentes Sur y Félix Cuevas, Tabe junto con la senadora Mariana Gómez del Campo y asambleístas repartieron volantes para pedir la firma de los ciudadanos por un "ya basta a las marcas en la ciudad que afectan a nuestras familias".

En entrevista, Tabe Echartea comentó que este sábado se repartirán 40 mil volantes y confió que de éstos se puedan reunir de cinco a diez mil firmas además, dijo, "vamos a estar trabajando hasta que se presente la iniciativa y se apruebe la regulación de marchas".

Explicó que se convocó a esa acción porque persiste inconformidad entre la población pues una "minoría estridente" impone sus criterios y las condiciones en la ciudad.

Ello "nos obligó a salir a las calles a recolectar firmas para que la gente exprese su inconformidad, luego de que el jefe de gobierno dijo que prefiere asumir los costos políticos por no tomar las decisiones de gobierno para hacer uso de la fuerza y poner orden en la ciudad".

El dirigente adelantó que el Partido Acción Nacional (PAN) prevé presentar una nueva propuesta para endurecer las penas a quien cometa actos vandálicos, al tiempo que llamó al Gobierno del Distrito Federal a evitar bloqueos y a dejar de solaparlos. También exhortó al PRD a aprobar la ley de marchas que se presentó desde 2007.

Recordó que en 2007 se promovió la primera iniciativa popular para regular las marchas, que se presentó con 36 mil firmas de apoyo ante el Instituto Electoral local y ahora "queremos que salga de la congeladora y los perredistas no se opongan".

En su oportunidad el diputado local Gabriel Gómez del Campo informó que el lunes se "desempolvará" la ley de marchas en el Distrito Federal, cuyo objetivo es que todas las que se lleven a cabo tengan permiso de la Secretaría de Gobierno, a fin de tomar previsiones.

Comentó que ésta prevé multas de entre mil y mil 500 días de salario mínimo por afectaciones derivadas de las marchas no anunciadas previamente al gobierno local y que los promotores de las mismas sean los que respondan por los daños que se produzcan a terceros.

Gómez del Campo planteó que no se busca reprimir sino ordenar la ciudad para que "que podamos convivir los ciudadanos con aquellos que quieran manifestarse con las reglas que establece la Ley de Marchas ya presentada".

En tanto el diputado federal Fernando Rodríguez Doval anunció que en el Congreso de la Unión también se presentará una iniciativa de reforma al estatuto de gobierno, para que esa iniciativa pueda transitar.

Externó que en todos los países con sociedades democráticas están reguladas las manifestaciones, a fin de hacer compatibles dos derechos que son el de libre expresión y el de libre tránsito.