Protegen único convento del siglo XVI en Hidalgo

El convento de los Santos Reyes es uno de los pocos que en México se encuentran en pie desde el siglo XVI, el cual es protegido por el Patronato de Conservación y Custodia del Convento de los Santos Reyes de Metztitlán, Hidalgo, A .C.

Francisco Peña Mery, presidente de ese patronato, relató que la historia de ese inmueble data de 1540 cuando inició su construcción y en 1560 fue declarado claustro.

Actualmente forma parte de la Ruta de Conventos Agustinos, impulsada por la Secretaría de Turismo, por ser un sitio de alta importancia.

Este conjunto arquitectónico no sólo es admirado por su edificación, sino por los bienes culturales, como los frescos, esculturas y retablos, los cuales requieren de intervención por parte de las autoridades, destacó.

El encargado de proteger este patrimonio explicó que los frescos narran muchas de las tradiciones y costumbres de la comunidad de Metztitlán, "todas las pinturas son a mano en color negro, turquesa y marrón, que representan solemnidad para el lugar".

Los retablos hacen alusión a los Santos Reyes, "la catequesis es interesante porque narra la vida de Jesús desde su crucifixión hasta la resurrección, estas piezas están elaboradas en tres columnas, con acabado en hoja de oro", detalló.

Refirió que el convento está fracturado por una falla geológica, ocurrida en 1992, por lo que hay partes dañadas y derrumbadas que no han sido reconstruidas, "ya que las instancias reguladoras de los sitios históricos como el INAH y Conaculta, no cuentan con los estudios para la restauración".

"Vale la pena hacer el esfuerzo y apostar a este tipo de monumentos que no sólo son emblemas de los pueblos sino patrimonio mundial, la estructura requiere de estudios de mecánica de suelo y reforzamiento, en la cimentación, a fin de que los movimientos no afecten más", enfatizó.

El convento es visitado por turistas extranjeros, algunos de Austria, Alemania, Japón y Estados Unidos, además de nacionales de diversas entidades federativas.

Junto a este convento existen otras dos edificaciones, el convento La Comunidad y el Cabildo Indígena, conocido como La Tercena, donde se pagaba tributo al señor de Metztitlán.