Afirman que "nadie quiere ser policía" en Chilpancingo

El secretario de Seguridad Pública municipal, Roberto García Bello, afirmó de los 140 espacios que se ofertan para nuevos elementos municipales, sólo 10 aspirantes se han inscrito, lo que refiere que "nadie quiere ser policía".

Precisó que del gobierno estatal se autorizaron 70 nuevos espacios para elementos municipales, pero ha sido complicado reunir el número de quienes deseen darse de alta como policías municipales, y uno de los impedimentos es que la preparación mínima que se les pide es de preparatoria.

Aseveró que son 10 los nuevos aspirantes, quienes se encuentran en proceso de capacitación y evaluación para que causen alta dentro de la corporación. "Es que nadie se quiere dar de alta como policía, he invitado a las comunidades para que nos manden policías para que causen alta", pero la respuesta no ha sido positiva.

Para flexibilizar uno de los requisitos de ingreso, en las localidades se están recibiendo aspirantes con el nivel de secundaria, incluso para la policía del estado, el objetivo es que ya como elementos puedan cursar sus estudios de nivel bachillerato y seguirse con la licenciatura.

García Bello confió que durante los próximos días se pueda contar con el mayor número de aspirantes para que puedan ser enviados a la capacitación y finalmente causar alta dentro de la corporación policíaca municipal, ello si resultan aptos en la evaluación.

El alcalde Mario Moreno Arcos aseguró que el reto de la administración municipal es combatir el índice de la inseguridad en el municipio, con más vigilancia y prevención de delitos, a través del reforzamiento de los cuerpos policíacos.