Caravana exige a congresistas de Florida luchar por reforma migratoria

Una caravana de activistas en automóviles en favor de los derechos de los inmigrantes recorrió hoy las calles de Miami, Florida, para defender la reforma migratoria ante el temor de que la crisis en Siria retrase su avance en el Congreso federal.

La caravana de unos 50 autos hizo paradas en las oficinas de los representantes federales hispanos del sur de Florida, Mario Diaz-Balart, Ileana Ros-Lehtinen (republicanos) y Joe Garcia (demócrata) para exigirles mayor liderazgo en el tema de la reforma.

"Sabemos que tenemos su voto y que están trabajando fuerte a favor de la reforma, pero exigimos que tengan un mayor liderazgo y que pongan una fecha para votar el proyecto", dijo a Notimex Iván Parra, de la organización One Miami.

"Necesitamos que le exijan al presidente de la cámara baja, John Boehner, que ponga esa fecha para que se vote la reforma" migratoria, agregó el activista.

Francisco Portillo, de la Organización Hondureña Francisco Morazán, dijo que el proyecto de reforma se encuentra estancado en la Cámara de Representantes, luego de que el Senado aprobó su versión.

Los activistas temen que haya un retraso en la reforma migratoria ante la atención que está recibiendo en el Congreso el tema de una posible acción militar en Siria, a cuyo gobierno acusa Estados Unidos del uso de armas químicas contra su población civil.

Esta semana, el congresista republicano por Idaho, Raúl Labrador, quien integró el Grupo de los Ocho de la cámara baja para impulsar la reforma migratoria, le dijo a la cadena Univisión que no hay tiempo para el debate de esa reforma en lo que queda de 2013.

Labrador agregó que tampoco hay votos republicanos suficientes para que la reforma sea aprobada por el pleno de la Cámara de Representantes, pues el debate del endeudamiento fiscal y el presupuesto, así como la crisis en Siria, acortaron el tiempo.

"Esta reforma migratoria se está muriendo en las manos de los congresistas y hay que revivirla y ponerle oxígeno", insistió Parra al comentar que la caravana entregó cartas en las oficinas de los congresistas del sur de Florida para dar a conocer sus exigencias.

Portillo indicó que la caravana sirve de preámbulo a una marcha nacional en apoyo a la reforma, que realizarán grupos que defienden los derechos de los inmigrantes el 5 de octubre próximo.