Propone Concanaco-Servytur no aumentar ningún impuesto

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) presentó su propuesta de reforma hacendaria en la que pide no aumentar ningún impuesto, a cambio de la ampliación de la base de contribuyentes.

"Estamos conscientes de que los tres niveles de gobierno requieren más recursos para sus programas y proyectos de apoyo social, pero también (estamos) seguros que el incremento en la captación fiscal del gobierno federal no debe provenir de incrementos en los impuestos existentes, sino de la ampliación de la base tributaria", sostuvo el presidente del organismo, Jorge Dávila.

En conferencia de prensa, expuso que la ampliación de esa base debe provenir de la formalización del 60 por ciento de personas que está en la economía informal y que incumple con sus obligaciones fiscales.

El planteamiento, explicó, es generar un programa serio para permitir a las unidades económicas de la informalidad su paso a la formalidad.

Aseguró que se tiene que pensar en un programa nacional de formalización donde intervengan los tres niveles de gobierno, para lo cual, abundó, se propone un nuevo pacto fiscal y trabajar en un programa serio de formalización.

Mencionó que la Concanaco-Servytur propone también a la federación reorientar el gasto público y elevar en forma gradual de 18 a 24 por ciento la proporción al gasto en inversión, con un punto porcentual por año adicional y reducir el gasto corriente de los gobiernos.

Jorge Dávila planteó además incrementar apoyos a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), porque debido a que más de 90 por ciento del empleo del país, es necesario destinar al menos 0.25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, que representaría unos 40 mil millones de pesos.

Reconoció la importancia de los apoyos sociales del gobierno federal, que ascienden a más 300 mil millones de pesos, pero aclaró que la propuesta es no obtener los recursos de la economía legal.

Mencionó como ejemplo al Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo), que otorga recursos en efectivo a personas que luego hacen sus compras en el mercado informal.

Ante ello, el dirigente sectorial dijo que la organización a su cargo propone que esos recursos sean otorgados en vales canjeables en empresas que pagan impuestos, porque en este momento se da efectivo.

Es decir, explicó, incrementar créditos con tasas competitivas e implementar una Cédula Única de Identificación Fiscal para que se genere una cultura de la necesidad de apoyar al desarrollo del país y que todo ciudadano tenga su registro y que declarar al llegar a la mayoría de edad, como un deber cívico.

Eso permitiría tener un padrón completo y ayudaría a aumentar la informalidad y disminuir la formalidad, aseguró.

Consideró que debe haber un buen control y transparencia y rendición de cuentas en el gasto público, para lo cual planteó la necesidad de crear un instituto autónomo.

Todo esto, enfatizó, orientado a incrementar la actividad económica formal, que se brinde seguridad social, educación, carreteras y hospitales.

Reiteró que con un Impuesto Sobre la Renta (ISR) bien manejado y con un artículo adicional para control puede perfectamente desaparecer el IETU, lo que ayudaría a las empresas a destinar menos tiempo a labores administrativas.