Consumismo genera crisis familiar, advierte especialista chilena

La cultura del consumismo es un factor importante que en las últimas décadas ha contribuido a la crisis de familia, indicó la experta chilena en mediación familiar, Myriam Barrientos.

Entrevistada luego de que dictó una conferencia sobre el tema, invitada por la Red Familia, señaló que la violencia intrafamiliar, la falta de comunicación, la disfuncionalidad, la educación familiar, las adicciones y la irresponsabilidad son otras causas de las crisis.

Sin embargo, explicó, la globalización también ha traído una cultura del consumismo, cuyo propósito es el darle la última versión de los artículos en el mercado a los hijos, creyendo que con eso se puede suplir el tiempo, el cuidado y la comunicación entre familiares.

La integrante del Registro Único de Mediadores del Ministerio de Justicia de Chile expuso que "el consumismo hace que la gente esté estresada porque quiere todo para el éxito, para competir y en ese sentido se avoca demasiado a trabajar y no disfruta lo que puede dar y tener del ser humano".

"No culpo a la modernidad, pero sí creo que no hemos sabido equilibrar los tiempos de la tecnología, del uso del Internet, de la dedicación a la televisión, la familia está enferma, los silencios se hacen cada vez más largos, y las frustraciones que no se comunican van generando tensión y hasta violencia", expuso.

Manifestó que las crisis familiares son cada vez más frecuentes y más en países vulnerables con falta de oportunidades, mencionando que las decisiones conjuntas, la flexibilidad a nuevos roles o reglas, la adaptabilidad y la capacidad de apertura, son algunos de los recursos que se pueden aplicar para superar esas situaciones.

Por su parte, el presidente de la Red Familia, Mario Romo, coincidió en que la falta de comunicación y convivencia, además de las diversas problemáticas sociales afecta a las dinámicas diarias de las familias y las hace más vulnerables a las crisis.

Puntualizó que según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el año pasado se registraron en México 91 mil 285 divorcios, lo cual muestra uno de los factores de riesgo para las familias.