Continúan graves tres internos heridos en penal de SLP

Debido a golpes que recibieron en la riña en el interior del penal de La Pila, el estado de salud de tres reos se reporta como grave, informó el titular de la Secretaria de Salud estatal, Francisco Javier Posadas Robledo.

Señaló que los reos presentan probables daños neurológicos irreversibles, producto de los golpes que recibieron en la cabeza con objetos contundentes.

Indicó que de acuerdo con el último reporte médico, son 22 los pacientes que aún se encuentran internados tanto en el Hospital Central "Ignacio Morones Prieto" en la capital potosina, como en otro nosocomio del municipio conurbado de Soledad de Graciano Sánchez.

Según el funcionario estatal, de inicio fueron alrededor de 55 las personas que requirieron atención médica en hospitales, pero "actualmente sólo están 22, 15 en el Hospital Central y siete en el Hospital de Soledad, probablemente haya un reajuste de los números, porque serán dados de alta algunos pacientes".

Explicó que del total de pacientes, son tres los que tienen daños graves, ya que fueron agredidos con instrumentos contundentes en el cráneo, por lo que están en observación; afortunadamente no han requerido cirugía, aunque reconoció que pueden tener secuelas de por vida, como convulsiones o parálisis en alguna parte de su cuerpo.

Sobre las lesiones de los reos que aún continúan internados, informó que algunos de ellos tuvieron que ser intervenidos quirúrgicamente, por lesiones contundentes principalmente en cara y cráneo, además de traumatismos cerrados de abdomen, entre otras.

La Secretaria de Seguridad Publica Estatal informó, a través de un comunicado, que realizaron una visita de supervisión el procurador estatal de Justicia, Miguel Ángel García Covarrubias; el secretario de Seguridad Pública, Joel Melgar Arredondo, y la directora general de Prevención y Reinserción Social, María Concepción Tovar Monreal.

Los funcionarios visitaron los hospitales en donde se encuentran los afectados, constatando que han estado recibiendo las atenciones médicas adecuadas y supervisaron que los familiares cuentan con las facilidades para ingresar a los hospitales; además de verificar las condiciones en que se encuentran los internos.