Decide gobierno de Egipto disolver a los Hermanos Musulmanes

El gobierno de Egipto está decidido a disolver la organización islamista Hermanos Musulmanes, registrada como organización no gubernamental desde marzo de 2013, informaron medios locales.

Según el diario estatal Al Akhbar, el gobierno egipcio ha retirado del registro público al movimiento islamista, que se traduce que todas las ramas y las entidades vinculadas a los Hermanos tendrán que ser disueltas de acuerdo con las leyes de Egipto.

El movimiento también tiene un brazo político legalmente inscrito, el Partido Libertad y Justicia, que se creó en junio de 2011 como un grupo de "no-teocrático" después del levantamiento que obligó al presidente Hosni Mubarak dejar el poder.

Anteriormente se informó de que el panel de jueces de Egipto recomendó prohibir el movimiento de los Hermanos Musulmanes.

Esta decisión se conoce el mismo día en que los Hermanos Musulmanes y grupos afines islamistas han hecho este viernes un nuevo llamamiento a manifestarse de forma pacífica contra el golpe militar que depuso el pasado 3 de julio al presidente Mohamed Mursi.

El diario estatal Al-Akhbar informó que el grupo será disuelto como organización no gubernamental registrada y esta decisión será anunciada oficialmente la próxima semana, reportó el canal árabe de noticias Al Arabiya.

"La decisión del ministro de hecho se ha publicado, pero se dará a conocer a principios de la próxima semana en una conferencia de prensa," en una cita que se atribuye Hany Mahana, portavoz del ministro de la Solidaridad.

Sin embargo, la BBC británica reporta que la oficina del primer ministro, Sherif Shawki, aseguró que no había adoptado ninguna decisión al respecto todavía.

La organización de los Hermanos Musulmanes fue registrada formalmente en marzo como una Organización No Gubernamental (ONG), en respuesta a una demanda que sostenía que el movimiento no tenía ningún estatus legal.

El movimiento fue fundado en 1928 y se disolvió formalmente por los gobernantes militares de Egipto en 1954.

En julio pasado, Mohamed Mursi, candidato del movimiento, fue el primer presidente elegido democráticamente en Egipto, pero fue derrocado en respuesta a las protestas masivas ante lo que los opositores consideraron un gobierno dictatorial pro islámico.

Las nuevas autoridades han impuesto un estado de emergencia y el toque de queda nocturno, mientras que Mursi y la mayoría de los líderes de los Hermanos han sido detenidos.

Las autoridades militares han lanzado una ofensiva contra el grupo desde el derrocamiento del presidente Mursi

Decenas de altos cargos, entre ellos su guía, el general Mohammed Badie, han sido detenidos por acusaciones de incitar a la violencia y el asesinato.

Cientos de personas que piden el restablecimiento de Mursi, la mayoría de ellos miembros del movimiento, también han muerto en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, que retratan la represión como una lucha contra el "terrorismo".