Instalan jurado del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013

El Consejo para el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013, presidido por el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, instaló el jurado que analizará 212 candidaturas presentadas entre marzo y mayo pasados para los seis campos que se reconocen.

Esos campos son Lingüística y Literatura; Bellas Artes; Historia; Ciencias Sociales y Filosofía; Ciencias Físico-matemáticas y Naturales; Tecnología, Innovación y Diseño, así como Artes y Tradiciones Populares.

En el acto, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) señaló que México se prepara para reconocer el mérito de científicos y artistas, y con ello hacer vigente el principio de equidad que debe regir a la comunidad.

En un comunicado, indicó que dicho premio significa un aliciente para la sociedad mexicana, a fin de estimular la creación artística y científica de calidad y las dos contribuyen al progreso de la cultura, el arte y la filosofía.

La cultura es uno de los mejores productos del espíritu; la ciencia es el orden temático del conocimiento, y las artes la expresión sensible de la belleza y lo mejor del hombre, comentó.

"Todos son signos indubitables de lo humano que nos distinguen como especie y son instrumentos poderosos para el avance del país y el bienestar del pueblo". destacó el titular de la SEP.

Agradeció a las instituciones educativas, científicas y culturales que propusieron a los miembros del jurado, mismos que fueron insaculados del padrón de personas con notorio prestigio en los campos respectivos que reunieron los requisitos establecidos en la Ley de Premios, Estímulos y Recompensas Civiles.

El funcionario federal enfatizó que el gobierno federal asumió el compromiso de alentar la producción científica y artística consciente de que se requieren más espacios de deliberación para la inteligencia y la creatividad.

José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló a su vez que el Premio contribuye al avance científico, tecnológico, la innovación, las ciencias sociales, humanidades, las artes y los acervos culturales.

Sin políticas públicas y recursos financieros para apoyar dichas disciplinas, los Estados nacionales no serán competitivos en el mundo globalizado, por lo que agregó que existe una tendencia internacional para apoyar de manera específica esos campos del conocimiento.

Reconoció que el proceso de insaculación de los miembros del jurado del premio lo legitiman y lo transparentan al dotarlo de calidad moral y académica, ya que esos académicos propondrán al Ejecutivo federal los nombres de quienes recibirán el galardón.

En su oportunidad, Rafael Tovar y de Teresa, titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, coincidió en que el proceso de premiación cuenta con un mecanismo de transparencia eficiente, a partir de la insaculación del jurado.

Advirtió que en esta ocasión será más difícil la decisión del jurado porque se recibieron más postulaciones que en los 20 años anteriores, por lo que cada una de las disciplinas podrá verse ampliamente representada porque son propuestas de todo el país en el que el único requisito es la excelencia.