Rechazan organizaciones campesinas IVA a medicinas y alimentos

Organizaciones campesinas rechazaron la propuesta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de gravar con cinco por ciento de Impuesto al Valor Agregado (IVA) a medicinas y alimentos, pues consideraron que ello generaría daños graves a la economía de las familias pobres.

En entrevista, el coordinador general del Congreso Agrario Permanente (CAP), Max Correa Hernández, señaló que una medida de esa naturaleza perjudicaría a la mayoría de la población nacional, ya que más de 53.3 millones de mexicanos está en situación de pobreza.

Destacó que los medicamentos son caros, no hay acceso a la salud y no hay garantías sociales para buena parte de los trabajadores del país "y encima ponerles un impuesto adicional en lo que es esencial para su vida dañaría la economía nacional de los mexicanos y al gravar estos artículos también generaría un impacto inflacionario.

Por el contrario, subrayó, "lo que es importante revisar son los regímenes fiscales especiales que muchas empresas tienen y que eso les permite eludir impuestos y a veces tener devoluciones de IVA".

Las organizaciones campesinas insisten en la firma del pacto rural con el Gobierno de la República y "hasta el momento no hay compromiso de reorientar las políticas para beneficiar a los campesinos más pobres del país y existe una dinámica de darle más al que más tiene".

El gravamen de cinco por ciento a medicinas y alimentos "resolvería menos problemas que los que pudiera resolver, porque tendría un alto costo social, político y también económico y es sólo una propuesta empresarial", consideró.

Lo anterior, precisó, porque el IVA en alimentos y fármacos representaría buena parte del ingreso de quienes hacen sólo una o dos comidas al día.

En tanto, el presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Gerardo Sánchez García, resaltó también en entrevista que hay que esperar para saber en qué términos se presenta la reforma hacendaria que tiene que ser mucho más integral que el tratar de fijar cobro del IVA a medicinas y alimentos.

En su opinión, lo más importante debe ser "cómo fortalecemos las finanzas públicas del Estado y cómo no perjudicamos a los más vulnerables de nuestra sociedad".

La propuesta de la Coparmex es un punto de vista muy respetable, "pero la reforma hacendaria será una reforma sin duda alguna integral que nos va a permitir que todos los mexicanos podamos evaluar con una gran sensatez la toma de decisiones que habrá de definirse en el Congreso de la Unión", enfatizó.