Afirman que hay 250 millones de migrantes en el mundo

Alrededor de 250 millones de personas, equivalente a 4% de la población mundial, vive de manera documentada o indocumentada fuera de su país de origen, reveló el representante de la OIM, Thomas Lothar Wells.

En el marco del foro "Seguridad humana y migrantes en tránsito: avances y retos en un México global", que se lleva a cabo en esta ciudad, dijo que si esas 250 millones de personas vivieran juntas en un solo lugar, sería el quinto país más importante en términos poblacionales en el mundo, es decir, más grande que Brasil.

Indicó que en México, la magnitud y el impacto del fenómeno migratorio son determinantes en su vida económica, social y política, "es más, todos tenemos un familiar o un amigo migrante, sino es que nosotros mismos somos migrantes".

Ante autoridades de los tres niveles de gobierno y representantes de organismos nacionales y extranjeros, el representante de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM) opinó que las dinámicas migratorias hacen de México un país único.

"Sobre todo en Chiapas, porque no solamente es un estado de origen, sino también de tránsito y de destino de la población migrante y la puerta de entrada de latinoamericanos, centroamericanos y de otras regiones del mundo", apuntó.

Consideró que las poblaciones migrantes nacionales o extranjeras, documentadas o indocumentadas, necesitan de una atención especial, dada la vulnerabilidad que conlleva el estar fuera de sus naciones de origen, en comunidades nuevas, con costumbres distintas y, en ocasiones, con idiomas diferentes.

Esa vulnerabilidad, dijo Lothar Wells, se ve incrementada para los indocumentados en tránsito, "quienes se encuentran a menudo sumamente desprotegidos, frente a bandas criminales o del crimen organizado y de personas inescrupulosas".

Además de soportar situaciones infrahumanas al viajar en muy alto peligro, como lo ocurrido en el reciente accidente ferrocarrilero en Tabasco, abundó.

Recalcó que el respeto de los derechos humanos es clave para el ordenamiento y la protección de los migrantes, independientemente de su nacionalidad, sexo y estatus migratorio.

Asimismo, que el programa conjunto de migrantes en tránsito implementado en los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco, representan la respuesta esencial a ese reto de ese fenómeno migratorio, "que implica una responsabilidad compartida entre México, sus países vecinos y la comunidad internacional".

El secretario para el Desarrollo de la Frontera Sur y Enlace para la Cooperación Internacional, Enrique Zamora Morlet, aseveró que a través de este foro se discute e intercambian ideas, experiencias y políticas públicas exitosas.

"Que sin duda alguna, enriquecerán las acciones que hasta el día de hoy hemos emprendido en Chiapas y en todo México a favor de la población migrante en condiciones de vulnerabilidad", manifestó.

Indicó que en las mesas de trabajo que iniciaron paralelamente con el foro, se analizan los avances, retos y compromisos que se tiene como nación, pero principalmente como Estado, para promover, proteger y garantizar el cumplimiento de los derechos humanos de los migrantes que se encuentran en tránsito por el país.

Y a partir de ello, destacó, lograr cambios significativos en los niveles de seguridad humana y en el quehacer como servidores públicos.

"Tenemos el firme compromiso e interés en ser una expresión auténtica de la colectividad de los chiapanecos, pero de igual manera, el compromiso de velar por la seguridad, la defensa y protección de los migrantes, con el fin de consagrar un espacio de tolerancia y respeto", indicó.

Manifestó que el "poder contar como Estado de un acompañamiento de los diferentes organismos internacionales, hará posible que juntos construyamos un Chiapas más prospero y seguro y se contribuirá la transformación positiva de nuestro país".