Anuncia Plaza de Arroyo segundo cartel para Aspirantes a Novilleros

La empresa de la Plaza de Toros Arroyo ofrecerá este próximo sábado 7, su segundo cartel para Aspirantes a Novilleros menores de 14 años, con cuatro jóvenes valores que buscan abrirse camino en la profesión taurina.

Estarán en el ruedo de este coso taurino ubicado en el sur de la capital, los jóvenes becerristas aguascalentenses Héctor Gutiérrez y José Miguel Arellano, el capitalino José María Mendoza y el zacatecano Ángel Escobedo.

La empresa de la Plaza, anunció para este segundo festejo menor, dentro de su 23 Temporada Taurina, un encierro de erales del hierro de San Judas Tadeo, el cual ya está aprobado y listo en las corraletas del coso.

San Judas es propiedad de José Salvador Rojas, está ubicada en el Rancho Hacienda La Cañada, en el municipio de Tepeji del Río de Ocampo, en el estado de Hidalgo y presenta una divisa en color rojo.

En este festejo se dará el debut en el coso sureño, del capitalino José María Mendoza y del zacatecano Ángel Escobedo, quienes a pesar de su corta edad, ya tienen cierta experiencia, al acumular varias becerradas y festejos sin picadores en diversas partes del país.

Por su parte, el joven aguascalentense Héctor Gutiérrez se ganó a pulso su repetición para este segundo festejo, luego de una buena actuación que logró en la primera tarde del pasado sábado.

En ese primer cartel para Aspirantes a Novilleros menores de 14 años, el michoacano Emiliano Villafuerte resultó el más destacado, al ser el único que pudo matar a su eral, en los tres intentos que tuvo como oportunidad.

Villafuerte alternó con el mexiquense Sebastián Ibelles, el aguascalentense Héctor Gutiérrez y con el queretano Juan Pedro Llaguno, todos con una buena actuación dentro del ruedo, pero pésimos a la hora de ejecutar la suerte suprema, luego que ninguno de los tres pudo despachar a su rival.

Se lidiaron erales de la ganadería de Rodolfo "Chacho" Vázquez, todos de una regular presencia de acuerdo a su edad y con un juego bastante irregular y por momentos manso.