Advierten crisis "ética" en derecha chilena con miras a comicios

La decisión del ex ministro chileno Laurence Golborne de retirar su candidatura presidencial representa una crisis en la "dimensión ética de la política" que afecta al oficialismo, afirmó hoy la experta Gloria de la Fuente.

En diálogo con Notimex, la politóloga dijo que la decisión del derechista partido Unión Demócrata Independiente (UDI) de retirar la postulación de Golborne a la Presidencia de Chile busca "superar una crisis de credibilidad y de confianza" en ese sector.

En esa línea, añadió la analista, se entiende que la directiva de la UDI haya optado la víspera por reemplazar la candidatura de Golborne por la del ahora ex ministro de Economía Pablo Longueira, considerado una "figura histórica" de la colectividad oficialista.

La directora del programa de calidad de la Política de la Fundación Chile 21 advirtió, asimismo, que el suceso significa una "lápida" a las aspiraciones presidenciales de la centroderecha con miras a los comicios del 17 de noviembre próximo.

Golborne anunció su decisión de retirarse de la contienda electoral, en medio de críticas por su pasada gestión como gerente general del grupo comercial Cencosud, que fue condenado a pagar una millonaria indemnización por cobros abusivos en sus tarjetas de crédito.

El ahora ex abanderado presidencial de la UDI, además, se vio envuelto en una polémica en los últimos días debido a una sociedad financiera que mantenía en Islas Vírgenes, consideradas uno de los principales "paraísos fiscales" del mundo.

Según las denuncias, Golborne habría omitido en su declaración de bienes de Sunford Managment Corp, donde hasta hace cuatro meses aún participaba con el 10 por ciento de la propiedad de otra de sus sociedades, por unos mil 400 millones de pesos.

Ambas situaciones fueron duramente criticadas en su propio sector, en particular por el también precandidato Andrés Allamand, del oficialista partido Renovación Nacional (RN), quien iba a ser su contendor en las primarias de la gobernante Alianza por Chile.

De la Fuente advirtió que la crisis en la derecha, que buscó ser superada por la sorpresiva salida de Golborne y la inmediata proclamación de Longueira, "no resuelve el conflicto interno en la Alianza, ya que las relaciones han quedado muy dañadas".

"La derecha política chilena tiene una tensión política que es relevante, que tiene que ver finalmente con cuán guardianes se sienten del modelo que se construyó en dictadura, o no, cuán leales son a esta apuesta especificas del modelo económico", anotó.

Para la especialista, a lo que podría aspirar la UDI es "salvar algo" en la contienda parlamentaria, que se escenifica paralelamente a la campaña presidencial, al renovarse la Cámara de Diputados y parte del Senado.

La campaña presidencial, desde esa perspectiva, sería para la UDI "un mecanismo de restablecer el espíritu partidario, una cierta mística interna" para mantener su cuota de legisladores, que lo ha convertido en el primer partido del país.

"Sin que ello necesariamente signifique viabilidad en términos de la carrera presidencial" para la Alianza por Chile, enfatizó De la Fuente, al insistir que la crisis dejará muy debilitado al oficialismo para la contienda electoral.