Tratamientos para diabetes considerarán costumbres de cada región

Alexis Bolio, director de la Facultad de Medicina de la Universidad La Salle, afirmó que el nuevo algoritmo nutricional transcultural para diabetes mejorará la calidad de vida de quienes padecen pre-diabetes y diabetes tipo 2, al tomar en cuenta las diferencias culturales.

Precisó que un algoritmo es una lista definida de pasos que se pueden tomar para resolver un problema específico o para obtener cierto resultado, y será útil para reducir, en pacientes diabéticos, las posibilidades de desarrollar otras enfermedades derivadas de esa.

Este nuevo algoritmo para diabetes ha sido desarrollado para que los especialistas traten a los pacientes con un programa que tome en cuenta su historial médico, los comportamientos, los factores de riesgo, los antecedentes etno-culturales y el entorno.

El especialista refirió que de acuerdo a un informe publicado en Current Diabetes Reports, la comunidad médica global utilizará el nuevo Algoritmo Nutricional Transcultural Específico para Diabetes (tDNA), enfermedad que se ha convertido en una epidemia que afecta a casi 350 millones de personas en el mundo.

En conferencia, al dar a conocer las ventajas del nuevo algoritmo, subrayó que es una importante herramienta para optimizar el tratamiento según las diferencias genéticas, culturales, de dieta y estilo de vida de los pacientes.

Bolio subrayó que esa nueva herramienta es culturalmente diversa, ya que ciertas poblaciones son más propensas a desarrollar la diabetes a una temprana edad, por lo tanto, el tratamiento debe tomar en cuenta dichas predisposiciones culturales.

Al respecto, Osama Hamdy, del Joslin's Obesity Clinical Program señaló que por primera vez a nivel mundial los médicos pueden tener una herramienta fácil de usar, portátil y multicultural para enseña cómo usar la terapia nutricional dirigida a glicemia.

Durante la exposición médica, especialistas en nutrición señalaron que hay casi cuatro millones de muertes anuales en todo el mundo que se atribuyen a la diabetes. Esto es igual a 6.8 por ciento de la mortalidad total.

De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes hay 285 millones de personas con esta enfermedad entre la población adulta (datos de 2010) y para 2030 se calcula que 439 millones de personas habrán sido diagnosticadas de diabetes 1.

A largo plazo, la hiperglicemia mal controlada (niveles altos de glucosa en la sangre) puede afectar la función cardiaca, riñones, ojos y nervios, y provocar enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, ceguera, amputación de extremidades inferiores y muerte.