Desestiman chilenos que crecimiento se traduzca en beneficios

El 81 por ciento de los chilenos desestimó que el crecimiento económico de Chile se traduzca en beneficios para sus hogares, reveló hoy un sondeo de la consultora Imaginacción, Radio Cooperativa y la Universidad Central.

La consulta, realizada con motivo del Día Internacional del Trabajo, estableció además que el 80.5 por ciento de los entrevistados consideró que en Chile no se respetan los derechos laborales.

El 68.8 por ciento de los encuestados, por otra parte, cree que el crecimiento económico, que el año pasado llegó a 5.6 por ciento de acuerdo con el Banco Central de Chile, no refleja mejoras sustanciales en la calidad del empleo.

El director de Estudios de Imaginacción, Carlos Vergara, dijo a periodistas que estas cifras establecen que "en distintos niveles, desde el trabajador más modesto al obrero, hay un sentimiento de que acá los grandes mandan y hacen lo que quieren".

Vergara resaltó se constató que "la gente que responde esta encuesta habla del mundo del trabajador, el mundo de la gente más modesta y dice que los derechos de ese mundo no son del todo respetados".

"Escuchamos hoy día con mucha frecuencia que Chile va a ser un país desarrollado, si no el próximo, en dos o tres años más, que es ejemplo de crecimiento, pero el sentimiento es que este crecimiento, por ponerlo en términos de la economía neoclásica, no chorrea", dijo.

Agregó que la sensación es que "los beneficios de ese crecimiento no se traducen en mejor calidad de los empleos ni en mejoras de remuneraciones".

Mañana miércoles se realizará en Santiago y en las principales ciudades de este país la tradicional manifestación del Día Internacional de los Trabajadores, en el que las centrales sindicales plantearán sus demandas laborales.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, señaló que entre estas demandas destacan una reforma tributaria, un cambio al código laboral y mejorar el sistema previsional.

La titular de la principal central sindical chilena enfatizó que "las nuevas políticas que se deben desarrollar en nuestro país están cruzadas por el debate de la desigualdad".

"La posibilidad de dar saltos cualitativos, de poder ser efectivamente ese país desarrollado que tanto se anhela, pasa también por construir un nuevo trato con los trabajadores", comentó Figueroa.

Apuntó que, esta semana, la conmemoración del 1 de Mayo coincide con la discusión en el Senado del sueldo mínimo, con la propuesta del Ejecutivo por aumentarlo a 436 dólares y la demanda laboral que sea de al menos 532 dólares.

Además, la dirigente sindical apuntó que la conmemoración y el planteamiento de las demandas de los trabajadores se producen en un año electoral, por lo que es la ocasión para que los trabajadores "hagan sentir sus demandas a los candidatos presidenciales".