Refuerza Rusia presencia naval en el Mediterráneo Oriental

Rusia sigue reforzando su presencia naval en el Mediterráneo Oriental, cerca de Siria, luego que tres buques de guerra cruzaron hoy el estrecho turco del Bósforo para dirigirse hacia la zona, en medio de la tensión por el posible ataque contra Damasco.

El buque Priazovyem, identificado con las siglas SSV-201, junto con los dos buques de desembarco Minsk y Novocherkassk, pasó por el estrecho de Bósforo alrededor de las 15:00 horas locales (12:00 GMT), informó el diario turco Hürriyet.

Los tres navíos de guerra zarparon el domingo pasado de la base de Sebastopol (Ucrania) rumbo al Mediterráneo Oriental, cerca de las costas sirias.

Rusia también envió la víspera un barco con misiles de crucero hacia el Mediterráneo Oriental a fin de realizar operaciones de la Marina en la región,

La Armada rusa asegura que el envío de buques al Mediterráneo no está vinculado con la crisis siria y explicó que se trata de una rotación planificada de sus barcos en la zona, pero medios de prensa señalan que el despliegue tiene relación con la escalada de tensión en Siria.

Rusia, un aliado del régimen sirio, mantiene la presencia constante de varios navíos de guerra en el Mediterráneo Oriental desde el comienzo del conflicto sirio hace dos años y medio.

Además, Rusia dispone de la base naval en el puerto sirio de Tartus, 220 kilómetros al noroeste de Damasco, a medio camino entre la ciudad portuaria de Latakía y la frontera de Líbano.

El Estado Mayor de Rusia informó la semana pasada que sigue de cerca la evolución de los acontecimientos en Siria mediante los satélites rusos, los navíos de la flotilla del Mediterráneo y otros medios.

Rusia ha advertido a Estados Unidos en contra de intervenir en Siria sin la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), del que es miembro y puede vetar las resoluciones.