Celebran evangélicos jornada de oración por reforma migratoria

Organizaciones evangélicas y cientos de pastores continúan hoy una jornada de oración de 24 horas, entre diversas actividades, para que se apruebe una reforma migratoria en Estados Unidos.

La Red de Pastores y Líderes Latinos del Sur de California señaló que la jornada de oración empezó la víspera y este día celebrarán una protesta en el edificio Federal de Los Ángeles con 40 líderes latinos evangélicos.

La jornada de oración en la que participan cientos de feligreses de las iglesias cristianas y evangélicas inició en el templo Las Buenas Nuevas de Norwalk y concluirá este jueves a las 18:00 horas locales.

En su demanda principal el llamado al Congreso de Estados Unidos a que apruebe una reforma que permita legalizar y obtener la ciudadanía a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se cree hay en el país.

"Ahora que los miembros del congreso retornan a sus actividades legislativas les pedimos que trabajen en una reforma migratoria de manera bipartidista", declaró el reverendo Lee de Leon, pastor del templo Calvario del condado de Orange.

"Es asunto de la reforma no es de política, es un imperativo bíblico de dar la bienvenida al inmigrante y hacer lo que es justo", expresó el reverendo Rene Molina, pastor de la iglesia pentecostal Restauración de Los Ángeles.

"Por eso estamos orando y les pedimos que voten en conciencia y no en base a sus intereses políticos", añadió.

Juan Martínez, perteneciente al más grande seminario evangélico en Fuller Theological, apuntó: "Llamamos al liderazgo de la Cámara de Representantes a permitir que la reforma migratoria dé una oportunidad justa y trabajar con el Senado para reconciliar sus diferencias".

Aseguró que los estadunidenses y en especial un gran porcentaje de la comunidad evangélica del país apoya esta reforma porque piensa que los resultados serán benéficos.

Para finalizar la jornada de oración, la red que representa a unas mil 200 iglesias e instituciones cristianas programó celebrar una vigilia de oración a las 18:00 horas (01:00 GMT del viernes) en el edificio federal de Los Ángeles.