Invita "Tribus" a escuchar el sentir de los sordos

Los problemas de comunicación, creencias e ideologías de una familia quedarán al descubierto cuando uno de sus integrantes compruebe que existe un mundo más allá de su sordera.

Es la anécdota de "Tribus", texto original de Nina Raine, que bajo la dirección de Diego del Río ("Espejos", "El chofer y la Sra. Daisy") iniciará su temporada teatral el 7 de septiembre al interior de una casa del rumbo de San Ángel.

Plantea la historia de "Billy", un joven sordo que fue educado sin aprender el lenguaje de señas, pero crece en una peculiar dinámica familiar.

Aunque se encuentra bien adaptado a todos los integrantes de la casa y a las actividades que conlleva su hogar, se da cuenta que para los sordos existe otro tipo de vida cuando conoce a "Silvia", una chica a punto de perder el sentido del oído.

Se enamorará de ella y a su vez, la chica le enseñará el lenguaje a señas que él desconocía y con ello comprenderá el significado real de ser escuchado.

De acuerdo con Diego del Río, "Tribus" es una obra que pone a prueba la tolerancia, el amor y el valor de la comunicación en medio de un mundo tan agitado que vive aprisa y que ante esto se olvida de escuchar a los demás, de ponerse en sus zapatos.

Con las actuaciones de Rodolfo Arias, Jana Raluy, Askur Meade, José Sampedro, Angélica Bauter, Adriana Llabrés y Paulette Hernández, estas dos últimas actrices alternando funciones, "Tribus" se desarrolla al interior de una casa y no en el escenario de un teatro.

Las acciones transcurren en la sala, el comedor y la cocina. El director de escena lo pensó así a fin de que el espectador sienta que él es un integrante más de la familia o un espía tras el agujero de la pared.

"Tribus", que ofreció este miércoles una función especial a la prensa, ofrecerá su temporada en la calle Cracovia 32, en San ángel, con la producción de Milena Pezzi y Diego del Río.